Conmoción por asesinato de Peralta en La Ceiba

0 105

Por: Melvin Javier Soto.

Tegucigalpa, Honduras.

El futbol nacional e internacional, está de luto. Nuevamente el crimen ha azotado a una joven promesa. Se trata de Arnold Peralta, seleccionado nacional de mil batallas, que fue asesinado en la ciudad de La Ceiba, Honduras.

Como olvidar un “Pitbull” que marco y dejo sin respirar al brasileño, Neymar, como olvidar un regaño de Víctor Bernárdez, por haber perdido un balón ante la selección de Canadá y tu último gol de penal, con tu actual equipo Olimpia, ante el Victoria en el presente campeonato.

Fuentes policiales informaron, a eso de las siete de la noche, que el jugador había sido impactado de varios disparos en su cuerpo, en un centro comercial, ante el asombro de sus aficionados y familiares.

El jugador Peralta, que actualmente estaba ligado en el Olimpia, fue conocido en el futbol internacional, al haber sido parte del Rangers FC de Escocia.

El portavoz de la policía, Leonel Sauceda informo que “Peralta falleció por múltiples heridas por arma de fuego. Heridas provocadas en el cráneo, la cara, el tórax anterior y el tórax posterior, por aproximadamente 18 orificios de entrada y de salida”.

“Descartamos que el motivo haya sido el robo, en ningún momento fue despojado de sus pertenencias”, agregó Sauceda.

A la escena se hicieron presentes, su esposa y su padre, Carlos Peralta que dijo entre lagrimas “era el menor de la familia, era lindo conmigo, yo siempre le dije que el carro que andaba era demasiado».

A nivel internacional, la noticia ha sido publicada en varios medios, como Ecuador, México, Estados Unidos, Brasil y Europa.

Peralta había sido incluido recientemente, por el colombiano Jorge Luis Pinto para enfrentar a la selección de Cuba, el próximo 16 de diciembre, en Juticalpa, Olancho.
Uno de los últimos jugadores que tuvo una conversación, fue su compañero de cuarto de la Bicolor, Kevin Álvarez que dijo que el jugador estaba contento por una nueva convocatoria.

Apodado como el “Pitbull” por su excesiva marca, jugador funcional en la cancha, deja un gran vacío en sus compañeros y en la afición hondureña e internacional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.