Conagua de México anuncia que tormenta Bonnie se convierte en huracán categoría 1

0 80

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua), de México, informó este domingo que la tormenta tropical Bonnie ganó en intensidad y se convirtió en huracán categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson.

Detalló el ente meteorológico que a las 22H00 (hora local) su centro se hallaba aproximadamente a 285 kilómetros (km) al sur-sureste de Bahías de Huatulco, Oaxaca; y a 335 km al sur de Salina Cruz, Oaxaca; con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora (km/h), rachas de 155 km/h, y un desplazamiento hacia el oeste-noroeste a razón 28 km/h.

A lo que se añaden las intensas precipitaciones que se pudieran registrar en Chiapas, Oaxaca y Veracruz; así como en menor escala en Guerrero y Puebla, Campeche y Tabasco;  situación pudiera desencadenar en el aumento del nivel de ríos y arroyos, y provocar desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, principalmente en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

La velocidad de traslación de Bonnie hace que, en zonas costeras del Pacífico, genere rachas de viento de 70 a 90 km/h, y oleaje de dos a cuatro metros de altura en las costas de Oaxaca, Chiapas y el Golfo de Tehuantepec.

Ante lo cual las autoridades mexicanas de la Defensa Civil han exhortado a seguir las indicaciones de protección de la población; y en el caso de la navegación marítima y fluvial, a extremar precauciones dadas las condiciones de vientos fuertes y oleaje elevado.

Bonnie causó estragos a su paso por Nicaragua y el Salvador

El paso de la tormenta tropical Bonnie por Nicaragua y El Salvador causó estragos, cobrando la vida de seis personas producto de las crecidas de los ríos como consecuencia de las cuantiosas precipitaciones, ocasionando numerosos daños materiales, y obligando a suspender las actividades docentes.

En el sur de Nicaragua, donde impactó Bonnie, fueron cuatro los fallecidos, además de decenas de heridos, y miles de evacuados en su mayoría producto de la crecida de ríos.

Según informó la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) unas 10.659 familias se quedaron sin suministro de agua, y otras 9,316 la recibieron “turbias”, todas en el departamento (provincia) de Rivas, debido a los efectos de Bonnie en los pozos.

Por su parte, la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) reportó la interrupción del servicio de electricidad en unas 31.828 familias, así como a 16 pozos de agua potable, principalmente en los departamentos de Granada, Masaya, ambos en el Pacífico, la Región Autónoma Caribe Sur (RACS, este), Río San Juan (sur) y Rivas (suroeste).

Mientras, en El Salvador, fueron dos los fallecidos, una joven arrastrada por la corriente del río San Martín, y un pescador cuya lancha se hundió.

El Gobierno de Nayib Bukele mantuvo el máximo nivel de alerta en la nación y el mandatario sostuvo que “Las instrucciones para este martes dependerán de la evolución de los fenómenos climatológicos a los que nos enfrentamos”.

(Visited 36 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.