CONADEH presenta plan de acción para atender a la población pobre desatendida en la actual crisis sanitaria

0 183

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, presentó un Plan de Acción, dirigido a garantizar las necesidades de todas las personas que viven en situación de pobreza  y no han recibido la asistencia gubernamental debido a que están excluidos de los diferentes listados y censos, levantados al inicio o desde antes de la emergencia sanitaria declarada, por la pandemia del COVID-19 y la epidemia del dengue.

El Defensor del Pueblo advirtió que, “más allá de una crisis sanitaria, esta es una crisis social de seguridad humana, portadora de una amenaza portentosa de convertirse en una crisis de derechos humanos, con riesgos demasiados altos, para la democratización, la buena gobernanza y el bien común en Honduras”.

El Ombudsman indicó que, la ley Orgánica del CONADEH, reconoce expresamente, al CONADEH, la atribución de coordinar, cuando sea necesario, con otras instancias y organismos, las medidas relacionadas con la protección de los derechos humanos, en su más amplio concepto, incluyendo la seguridad alimentaria de las personas en situación de pobreza, de las mujeres y de los niños desprotegidos, así como del respeto a la dignidad e imagen de la persona humana.

En el plan se detallan las líneas estratégicas y de acción orientadas a priorizar y brindar la atención requerida, en los diferentes departamentos de Honduras. Esas acciones tendrían el acompañamiento de la sociedad civil organizada en los “Municipios de Bienestar Solidario”, por los miembros de las Redes Multisectoriales, Sistemas Locales de los Derechos Humanos, empresa privada, organizaciones no gubernamentales, iglesia, patronatos, juntas de agua y autoridades locales que permitan complementar la acción gubernamental.

Asimismo, se desarrollará un mecanismo para organizar las unidades móviles para responder efectivamente a la distribución de la ayuda tales como alimentación, medicamentos, agua y saneamiento, pruebas rápidas de COVID-19, elementos de protección contra el virus, entre otros,  a las personas pobres que aún no han sido atendidas.

Para los efectos de transparencia, se impulsarán  las  acciones de veeduría social para verificar que la asistencia se brinde a las personas identificadas y que aun no hayan recibido ayuda, a fin de evitar que la misma se duplique a una misma persona o  sea destinada para otras personas o fines, señaló Herrera Cáceres.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.