CONADEH aboga por familiares de mineros soterrados y pide no olvidarse de ellos

0 47

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, abogó hoy por los familiares de los mineros artesanales soterrados en la mina localizada en la San Juan Arriba del municipio del Corpus, en el Departamento de Choluteca y exhortó al gobierno a no olvidarse de ellos, principalmente de los niños.

El Ombudsman hondureño recomendó examinar las responsabilidades del gobierno central y municipal para verificar por qué la actividad minera artesanal nunca tuvo ni el control ni la supervisión adecuada.

Situación que, según el funcionario, sigue poniendo en riesgo la vida y la integridad física de los que se dedican a esa actividad.

De acuerdo a Herrera Cáceres, la minería artesanal realizada en las actuales condiciones, estaría provocando, daños en la salud de los mineros y teniendo un impacto negativo ambiental por la contaminación del agua, tala del bosque, afectación del ecosistema y de la fauna, desaparición de la agricultura campesina y de subsistencia.

La minería artesanal fue regulada, por primera vez, en la actual Ley General de Minería que entró en vigencia en el 2013.

En la misma se conceptualiza que la minería artesanal es la que realizan personas naturales de manera individual o en grupos organizados para aprovechar los recursos mineros mediante el empleo de técnicas exclusivamente manuales.

Agregó que actualmente no se cuenta con el desarrollo reglamentario que precise el régimen especial de trabajo, incluyendo temas de seguridad e higiene ocupacional, capacitación para la minería artesanal y supervisión de cumplimiento de responsabilidades.

No obstante lo anterior, expresó que ya existe normatividad jurídica de orden público que si bien está dispersa continúa siendo aplicable dentro del Estado de Derecho de Honduras.

Explicó que esa legislación comprende principalmente la Constitución de la República, convenios de la Organización Internacional del Trabajo (0IT), el Código de Trabajo, la Ley General de Minería, la Ley de Municipalidades y la Ley del Ministerio Público.

El defensor de los derechos humanos es del criterio que se debe verificar si las autoridades cumplen con sus obligaciones en cuanto a permitir el trabajo minero artesanal sin el permiso minero correspondiente, sin la capacitación profesional, sin las medidas de higiene y seguridad ocupacional pertinentes, sin la protección especial de la niñez y sin la salvaguardia del medio ambiente incluyendo el agua.

CONADEH pide reglamentar la minería artesanal

En relación a los mineros soterrados en el Corpus, Choluteca, el ombudsman hondureño hizo una serie de recomendaciones encaminadas a proteger a la familia de las víctimas, reglamentar la minería artesanal y fomentar la apertura de oportunidades de trabajo.

Según el titular del CONADEH, el Ministerio Público debe dar seguimiento a las investigaciones para determinar responsabilidades en cuanto a las causas y consecuencias de la tragedia reciente del 2014, incluyendo las indemnizaciones a sus familias por el accidente de trabajo.

Agregó que el gobierno central debe proceder a la reglamentación de la Minería artesanal y a la capacitación de las personas que libremente deseen ocuparse de ella.

Así mismo, velar por que esa actividad se haga en forma armónica con la agricultura campesina y de subsistencia y con otra producción propia de dicho lugar que impulse el crecimiento económico inclusivo de la comunidad y ofrezca otras oportunidades de trabajo a los habitantes.

Otra de las recomendaciones es que se coordine debidamente la acción de control y supervisión debida, por parte de las secretarías de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA), del Trabajo y Previsión Social, de la municipalidad de El Corpus y el Ministerio Público.

En cuanto a las funciones que debe realizar la municipalidad de El Corpus, considera que debe tomar las medidas conducentes a evitar la minería artesanal no autorizada legalmente.

Además, asegurar que, el beneficiario del permiso minero, deba, en todo caso, tomar las medidas necesarias y pertinentes para garantizar los derechos de los mineros.

Herrera Cáceres hizo un llamado a la sociedad hondureña a unirse y apoyar los meritorios esfuerzos que, en esta materia, ya despliegan organizaciones de sociedad civil como Caritas de Honduras, Plan Internacional, Visión Mundial y CODDEFAGOLF.

Así mismo, instó a la sociedad civil, sector empresarial, al gobierno central, los gobiernos municipales y a la cooperación internacional a ser solidarios para erradicar progresivamente las causas que motivan las violaciones a los derechos humanos de los habitantes.

También los exhortó a trabajar juntos por el desarrollo comunitario o local teniendo como centro la niñez y la familia, en el marco del Plan de Acción “Vanguardia de la Dignidad Humana”,

EL 2 de julio, en horas de la tarde, once obreros resultaron soterrados en una mina localizada en la aldea San Juan Arriba, en el municipio de El Corpus, departamento de Choluteca, mientras trabajaban en uno de los túneles de yacimiento de oro. Días después fueron rescatados con vida 3 mineros mientras que otros 8 quedaron soterrados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.