“Con la voluntad del pueblo hondureño no se juega, eso se respeta”: Hernández

Tegucigalpa, Honduras

0 740

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

 

Los deseos porque predomine la paz y la esperanza en Honduras quedaron demostrados en la multitudinaria marcha “Unidos por la Paz” que abarrotó el bulevar Morazán, donde miles de hondureños dijeron: “Señor te pido la paz para mi ciudad” y mostraron su apoyo candidato del Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, quien dijo que “con la voluntad del pueblo no se juega”.
La marcha de más de 60 mil personas comenzó en el campo de pelota, Lempira Reina y culminó al final del bulevar Morazán.
Se refirió en esos términos, luego de recordar que los organismos internaciones  presentes en el país en la etapa post-electoral, específicamente la Organización de los Estados Americanos (OEA), solicitaron que s​​e firmara dos documentos, rúbrica que deja constancia que el Partido Nacional y su candidato están de acuerdo con que proceso se lleve conforme a ley y respetando la voluntad del pueblo hondureño.
Fue así que declaró tajantemente que “con la voluntad del pueblo hondureño no se juega, la voluntad del pueblo Hondureño se respeta”.
FALTA DE VOLUNTAD
Destacó que se han cumplido con todas las peticiones que ha hecho la Alianza de Oposición, pero dejó claro que “esto no es un juego, esto no es jugarreta”.
Ante la falta de voluntad del candidato opositor, Salvador Nasralla por firmar los acuerdos que solicitó la OEA,  el presidenciable nacionalista, manifestó “sí usted va a un partido de fútbol donde hay reglas, hay árbitros y usted entra a esa cancha tiene que respetar las reglas”, palabras que llenaron de júbilo a los marchantes y “se tiene que respetar el resultado”, dijo, arrancando el aplauso de todos.
Enérgicamente llamó: “Desde este hermoso lugar de la capital de Honduras, le hago un llamado a los observadores internacionales,  a los observadores nacionales a los demás partidos políticos y al tribunal de elecciones: Ya se terminó la etapa del escrutinio normal”.
“…ahora queda revisar todas aquellas impugnaciones que, de acuerdo a la ley todo mundo tiene derecho a presentar, y además está pendiente de ejecutar los acuerdos que firmamos con la OEA”.
Pero declaró que ya se han esperado más de 48 horas (y aun no hay firma del presidenciable opositor) y en tal sentido consideró que “ya no más espera, procedan a contar acta por acta, las que quieran, revisen la participación de votación de los departamentos que quieran”.
“…es necesario que de una vez por todas Honduras comience ese el último tramo para que quien gane, tenga ya la garantía de dar el siguiente paso que Honduras necesita para levantar esta nación”.
Es así que reiteró su llamado “Tribunal de Elecciones y observadores, procedan de inmediato a contar lo que es la voluntad del pueblo Hondureño, el Partido Nacional está listo para respetar la voluntad mayoritaria del pueblo Hondureño”.
La “marea” de ciudadanos aplaudió al presidenciable, mientras gritaban “si se pudo, si se pudo”, por lo que Hernández agradeció a los presentes por el apoyo y por querer la paz para el país.
ACUERDOS FIRMADOS
Hay que recordar que hace unos días, Hernández firmó un acuerdo con la OEA, que contenía dos puntos importantes: llamamiento a la paz y a la concordia a los seguidores de los partidos, durante el escrutinio de las actas de las elecciones y el proceso escrutinio de actas de votos se produciría bajo los parámetros de la Ley hondureña y el debido proceso.
Acuerdo que él firmó y al respecto dejó claro que: “Yo les quiero decir hoy a ustedes a Honduras y a el mundo: Si yo asumo un compromiso, si yo le doy la mano a alguien es un compromiso, si yo estampo mi firma es un compromiso. Porque mi palabra y mi madre y mi padre me enseñaron que la palabra se cumple”.
Frases que fueron proseguidas del grito al unísono: “Viva Joh, viva Joh”, mientras que las banderas ondeaban por lo alto.
Agregó que existe constancia ante los diversos sectores que se produjo una segunda petición de la OEA para que se firmara un segundo documento, y le pidieron firmar y él les indicó “siempre y cuando se llame a la paz de Honduras, a respetar la voluntad del pueblo en las urnas, siempre y cuando estemos de acuerdo con el otro candidato en llamar a revisar las urnas que quieran, bajo los parámetros de la ley hondureña, no tengo ningún problema y lo firmé”.
“Los observadores esperaron 36 horas, esperaron 48 horas y a la fecha de hoy seguimos esperando”, pero indicó que “no se puede permitir que no se respete la voluntad del pueblo hondureño.
Hernández les preguntó a los nacionalistas “Partido Nacional ¿estamos listos?” y la respuesta fue: “más que listos”.
En ese sentido, el presidenciable detalló que “siempre estamos presentes al llamado de la patria, como buenos soldados y buenos hondureños.
Instó a los militantes de los demás partidos “hermanos y hermanas, esta es la patria nuestra,  aquí nacimos,  no importa de qué color tomemos la bandera, en manos de todos los hondureños está vernos como  lo que somos: como hondureños”.
“Ya pasaron las elecciones, ahora lo que hay que hacer es terminar de revisar y ponerle la firma a la resolución del Tribunal, pero de aquí en adelante abrazar a todo el mundo a decirles que nos ocupamos todos, todos somos Honduras”.
HONDURAS UN PAÍS DIGNO
Hernández manifestó que pese a que Honduras es un pueblo pequeño, en cada viaje que ha hecho, durante su mandato, se ha dedicado a promoverlo de la mejor manera.
“Honduras puede ser un país pequeño, con problemas como todos los países del mundo, pero siempre les he dicho: Somos pequeños, podemos tener problemas, pero tenemos dignidad”.
Destacó que “si yo no promuevo el orgullo hondureño,  si yo no promuevo el respeto por mi patria, los otros no me la van a respetar y para mí primero es Honduras”.
Entre tanto, los marchantes gritaban de euforia, “Juan Orlando,  Juan Orlando”.
“Quiero decirlo con la voz en alto, con el compromiso de hondureño, con el respeto y el amor patrio -a todos los demás, aunque no compartan conmigo- primero es Honduras”.
El presidenciable les dijo con suma certeza que Honduras necesita “sanación, entendimiento entre hermanos, trabajo para los que no tienen es oportunidad de una Vida Mejor como lo hemos propuesto para todos”.
Hernández agradeció la confianza permanente de muchas personas que a pesar de no ser nacionalistas le han dado su respaldo absoluto. “Dios nos permite estar en esta tierra que van a marcar un antes y un después en la historia de Honduras por eso no olvidemos nunca nuestro propósito”.
Entre tanto, la gente esperaba la pausa del gobernante, para cantar al unísono
“saber que se puede, creer que se pueda, quitarse los miedos sacarlos afuera, pintarse la cara color de esperanza…”
(Visited 4 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.