Con gran Carnaval celebran 436 aniversario de Tegucigalpa

0 72

Tegucigalpa, Honduras.

La ciudad más importante de Honduras, sede del gobierno de la República se reviste de fiesta, colorido, diversión y sobre todo de unión familiar, en un gran carnaval ara celebrar sus 436 aniversario.

En la ocasión de conmemorar sus más de cuatro siglos de historia sus hijos hicieron un derroche de talento y amor por el cerro de plata que los vio nacer, al participar en un inédito carnaval.

La cita estaba programada a las 2:00 de la tarde de ayer y prometía convertir los 1.5 kilómetros del carril de descenso del bulevar Centroamérica en un mega salón de baile.

Todo un espectáculoPese a la formación de nubes grises que amenazaban con bañar a la cumpleañera, el extenso tramo por donde pasará el sistema de buses articulados del Trans 450, comenzó a llenarse de gente y de ambiente familiar.

Las sirenas de las motorizadas y patrullas de la Policía Nacional, Tránsito y Municipal anunciaron la inauguración de la fiesta.Detrás del equipo de seguridad, un show de juegos pirotécnicos en ambos extremos del Trans 450, en la entrada de la colonia Kennedy y en la intersección hacia la colonia El Hogar le pusieron color al agrisado cielo capitalino.

Luego unos repentinos rayos solares que desvanecieron todo pronóstico de lluvia se combinaron con los pasos remarcados de adiestrados caballos de raza pura y que arrancaron los aplausos del público con su desfile hípico.

Un desfile de carrozas, comparsas de La Ceiba, batucadas y el show que montaron los potentes motores de las motocicletas Harley Davidson terminaron de encender a los miles de orgullosos capitalinos que se congregaron en las vías vehiculares cerradas para la ocasión.

Un contagioso ritmo le imprimieron a la fiesta, las bandas de guerra y sensuales palillonas y pomponeras de al menos 12 institutos de la ciudad, entre ellos el Yave Nissi, Intiam, Hibueras y el Central Vicente Cáceres.

Para recordar el orgullo de ser capitalino y la riqueza histórica, religiosa y turística de Tegucigalpa, los muchachos del Instituto Divina Misericordia portaron a lo largo del recorrido, imágenes grandes de sus sitios más emblemáticos.

Con su presencia en el evento, los capitalinos demostraron que Tegucigalpa a pesar de sus contrastes, desde 1578, cuando se conocía como un pequeño poblado a la margen del río Choluteca, es una ciudad que sueña, aspira y se desarrolla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.