Como desinfectar tu hogar después de tener gripe

0 34

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Hay épocas del año en las que son más frecuentes las enfermedades respiratorias, debido a las condiciones climáticas. Para evitar la propagación, es importante tomar medidas para desinfectar tu hogar después de tener gripe.

Cuando los síntomas graves pasan, todavía no se está listo para volver a la actividad normal. Es necesario ejecutar algunos métodos de limpieza y desinfección con el objetivo de reducir las probabilidades de nuevos contagios.

Las manijas de alacenas y puertas, la ropa de cama y el teléfono celular son algunos de los elementos que hay que higienizar tras contraer un resfriado. Te lo explicamos aquí.

La importancia de desinfectar tu hogar después de tener gripe

Contraer influenza es común durante algunas épocas del año. Si bien se pueden tomar medidas de prevención, es probable que algún miembro de la familia se contagie con los cambios de temperatura.

Sin embargo, para evitar que el virus continúe propagándose y contagiando a otros, tanto al interior como al exterior de la casa, hay que higienizar.

Desinfectar tu hogar después de tener gripe es importante para que los gérmenes no se sigan trasladando. Se debe prestar atención a los lugares donde la persona infectada estuvo, además de los objetos que se mantuvieron en contacto con sus manos.

Habitaciones como la cocina y el baño son áreas de frecuente tránsito y donde se posibilita la presencia de gérmenes. También es fundamental higienizar los textiles; desde la ropa de cama hasta los repasadores y las toallas.

¿Cuánto tiempo esperar para desinfectar tu hogar después de tener gripe?

Una vez que los síntomas desaparecen, no se debe demorar más de 24 horas en efectuar la limpieza y la desinfección. Sin embargo, existen algunas superficies que tienen que intervenirse de manera inmediata y frecuente, sin esperar a que el enfermo se cure. Por ejemplo, controles remotos e interruptores de luz.

Se trata de elementos de contacto manual, donde los gérmenes se depositan y se trasladan. Además, suelen pasar por varias manos dentro del hogar.

Por el contrario, es recomendable higienizar las sábanas y otra ropa de cama, una vez que hayan transcurrido 24 horas tras el final de los síntomas.

Espacios y elementos para desinfectar en tu hogar después de tener gripe

No es necesario realizar una limpieza profunda en todos los sectores de la casa. Si no se cuenta con el tiempo suficiente para hacerlo, es conveniente conocer algunos espacios clave donde aplicar métodos de desinfección.

Es importante no esperar hasta los días habituales de limpieza y aplicar técnicas específicas. Las repasamos.

Baño

Un espacio fundamental para higienizar todos los días, ya que se encuentra lleno de superficies compartidas y pueden existir restos de secreciones de la persona infectada. Hay que intentar higienizar todos los sectores por donde el habitante pasó, incluyendo superficies duras y blandas.

Cocina

En este caso, prestar especial atención a las manijas de las alacenas y las de electrodomésticos, como heladeras y microondas. Son espacios de contacto que no siempre se higienizan y pueden ser depósito de gérmenes cuando un habitante del hogar estuvo enfermo.

Superficies blandas

Otros elementos que suelen pasar desapercibidos son los de superficie blanda. Es decir, cortinas, alfombras o diferentes tapizados.

Sin embargo, los virus de la gripe pueden sobrevivir allí por más de 24 horas. Es fundamental desinfectar estos objetos con agua y jabón o con productos específicos para cada superficie.

Superficies duras

Algunos de los materiales hogareños donde los virus permanecen activos durante más tiempo son el acero inoxidable y el plástico. Decenas de objetos de uso cotidiano contienen este material, por lo que es importante recordar con cuáles de ellos tuvo contacto la persona infectada.

Estos elementos pueden incluir los siguientes ejemplos:

  • Interruptores de luz.
  • Juguetes de niños.
  • Controles remotos.
  • Manijas de grifos.
  • Picaportes.
  • Llaves.

Celulares y electrónica

Está claro que los teléfonos móviles, junto a otros dispositivos electrónicos fijos o portátiles, son de constante uso manual. A su vez, se trata de superficies posibles de habitar para los gérmenes.

Llevar a cabo una desinfección adecuada es otra medida a tener en cuenta luego de que un habitante del hogar se enfermó. Es muy importante seguir las indicaciones del fabricante para la limpieza de cada dispositivo, con el fin de no dañar sus componentes.

Algunos botones táctiles o la pantalla suelen ser sensibles a la humedad. Colocar una funda encima puede ser útil.

Higienización de la ropa de cama

Un caso particular es el de la ropa de cama, unos textiles que tienen contacto estrecho y directo con la piel. Desinfectar tu hogar después de tener gripe tiene que incluir una limpieza total de las sábanas, los acolchados y las fundas de las almohadas. Si se utiliza otra ropa de cama, también debe higienizarse.

Para eso es posible utilizar la función de desinfección de la lavadora automática. No todos los dispositivos la incluyen, pero si se dispone de la misma, hay que aplicar el ciclo con un jabón desinfectante. De todas formas, un lavado con agua caliente también es efectivo para la eliminación de virus y bacterias.

Las toallas y la ropa de la persona infectada también deben desinfectarse en el lavarropas. Si bien no existe riesgo al mezclarla con otras prendas, es recomendable aplicar un lavado con temperatura alta. Además, se debe higienizar el cesto de ropa sucia una vez que pasó por ahí la prenda de la persona enferma.

Productos de limpieza para desinfectar tu hogar después de tener gripe

Los elementos de limpieza son fundamentales para acompañar la higienización con la eliminación de gérmenes necesaria tras una enfermedad. Los productos a utilizar dependen de la superficie y del espacio. Por ejemplo, para el baño se recomienda aplicar lejía, siempre diluida en agua, en las proporciones que indica el fabricante y con la protección acorde.

Los grifos, los lavabos y los inodoros son superficies aptas para este tipo de limpieza. En cuanto a la ropa, existen productos desinfectantes que son más efectivos en comparación con el jabón para textiles.

Para elementos como perillas, manijas de puertas o tapas, pueden aplicarse toallas desinfectantes. Se trata de un producto común y muy efectivo para la eliminación de gérmenes.

Protección personal

Al finalizar cada etapa de la limpieza, hay que lavarse las manos con agua y jabón o con alcohol en gel. La propagación de los virus también puede darse a través de la persona que limpia.

Por otro lado, utilizar equipamiento acorde a la desinfección (guantes, mascarilla y gafas) es requerido. También es importante airear los espacios donde estuvo presente el enfermo. Mejorconsalud

(Visited 22 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.