Comisionado DDHH pide salvaguardar la vida de los 8 mineros

0 72

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, lamentó hoy que debido a las condiciones del terreno se haya paralizado toda actividad humana dentro y fuera de la mina artesanal donde se encuentran soterrados 8 mineros, aunque admitió que la decisión de los expertos es para salvaguardar la integridad física y la vida de las demás personas.

Según el defensor de los derechos humanos, es un terreno arcilloso fácilmente propenso a provocar accidentes que pueden poner en riesgo la integridad y la vida de otras personas.

Declaró que el CONADEH ha estado presente en el lugar de la tragedia acompañando a los familiares de las víctimas.

“Los estamos concientizando en cuanto a las decisiones que están tomando los expertos, porque si bien es cierto que nosotros estamos directamente con los familiares, también tenemos que explicarles a ellos la situación para evitar la perdida de más vidas”.

Indicó que ese es un terreno sumamente peligroso, arcilloso, quebradizo y los desprendimientos están ocurriendo en cada momento.

Expresó que lo más importante en estas circunstancias es que las personas sean tratadas con toda la dignidad que tienen y con todo el derecho a recibir información sobre la vida de sus familiares víctimas de esta tragedia.

Consultado en torno a qué deja como experiencia esta tragedia, el ombudsman hondureño respondió que evitar en el futuro este tipo de hechos.

En su criterio no hay que dejar solas a las familias de las víctimas y se deberá, en la medida de lo posible, reparar en parte, el daño causado, aunque considera que nunca se va a reparar la situación moral y psicológica que se sufre por la perdida de un ser amado.

Decisión de expertos genera un dilema

En lo que respecta ala decisión tomada por los expertos, el defensor de los derechos humanos, considera que por una parte hay una situación en la cual los familiares tienen todo el derecho a velar y esperar que sus familiares sean rescatados en la forma en que se encuentren y, por otro lado, se debe tomar en cuenta el derecho a la vida de las demás personas.

Reiteró que el terreno es arcilloso, se desmorona constantemente y cada vez que se hace una incursión por esos túneles se pone en riesgo la vida de las personas.

“Sabemos cual es la necesidad que tienen los familiares de saber de sus seres queridos y estamos acompañándolos pero en este momento se trata de evitar perdidas mayores de vidas humanas”, puntualizó.

CONADEH rendirá informe en los próximos días

Herrera Cáceres adelantó que en los próximos días estará dando un informe con recomendaciones para prevenir la repetición de hechos análogos.

Estaremos velando porque se creen nuevas fuentes de oportunidades y evitar que la gente se vea forzada a hacer estos trabajos de alto riesgo personal, precisó.

Paralización de toda actividad humana

De acuerdo a un informe preparado por expertos geólogos y mineros, la calidad de la roca es muy baja por la presencia abundante material arcilloso que por infiltración de aguas a través de fisuras y planos de fallas, obliga a realizar labores de fortificación extrema previo a un estudio detallado sobre una base topográfica.

Indican que estas labores necesitan estudios previos para evaluar la competencia de las rocas encajantes, que orienten al minero a realizar obras de acceso sobre zonas seguras paralelas y túneles espaciados perpendiculares a la zona mineral.

Concluyen que la estructura mineral ha colapsado por la sobre explotación, sin dejar soportes adecuados por la complejidad de la roca.

Los expertos recomiendan que debido al constante movimiento que experimentan en la superficie e interior de las obras mineras se debe suspender temporalmente de forma prudencial la actividad minera hasta que las condiciones lo permitan.

Finalmente, el comité técnico dictaminó la paralización inmediata de toda actividad humana dentro y fuera de la mina con la consecuente señalización de un perímetro de seguridad, para salvaguardar la integridad física de las personas.

El Comité Técnico lo integran los ingenieros geólogos Aníbal Godoy, Alberto Gómez, Mario Gutiérrez y el ingeniero minero Norberto Ordóñez.

Desde el miércoles 2 de julio, en horas de la tarde, once obreros quedaron atrapados en una mina en la aldea San Juan Arriba, en el municipio de El Corpus, departamento de Choluteca, mientras trabajaban en uno de los túneles de yacimiento de oro. Hasta ahora solamente tres mineros fueron rescatados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.