Comisionado DDHH llama a la unidad para enfrentar la violencia delincuencial

0 133

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, hizo un llamado a la sociedad civil, al sector privado y al gobierno a unirse para enfrentar la violencia delincuencial y conjuntar esfuerzos y voluntades para levantar al país de la crisis en la que se encuentra.

Declaró que la lucha contra la delincuencia requiere de la colaboración de toda la sociedad ya que la seguridad pública no solo es un problema que le compete al gobierno.

“La colaboración de todos los actores sociales es urgente, ya que la seguridad pública no sólo es un problema del Gobierno”, señaló.

Según Herrera Cáceres para que la lucha contra la delincuencia sea eficaz, las acciones deben ser legítimas, es decir, enmarcadas en el respeto de la Constitución y demás leyes.

Indicó que el CONADEH pugna por una política de seguridad pública, que actúe sobre las causas de la criminalidad y privilegie la prevención e investigación del delito.

Todos conocemos la realidad de lo que está aconteciendo en el país en materia de violencia delincuencial, comentó.

El ombudsman reconoció los esfuerzos que está realizando el gobierno, así como las dificultades que pasa la población y todos los problemas que consigo trae para el desarrollo del país el impacto de la violencia delincuencial.

“Tenemos que resurgir como país pero para eso necesitamos la colaboración de toda la sociedad no solo de la acción del gobierno”, reiteró.

El funcionario destacó como una necesidad que la población se levante, se yergue ante todos los peligros y ante todos los problemas que se presenten.

Herrera Cáceres reiteró su llamado a la sociedad civil, sector privado y al gobierno a unirse con el fin de conjuntar esfuerzos y voluntades para levantar al país y poder traer bienestar para toda la población.

El defensor del pueblo considera necesario reducir los índices de muertes violentas en el país creando mejores condiciones de vida para la población.

En el 2013, cada 93 minutos murió una persona víctima de las armas de fuego

Se estima que Honduras registró entre los años 2010 y 2013, la muerte violenta de 27,272 personas de la cuales, 22,816, que representa el 83.66% fueron víctimas de las armas de fuego.

De lo anterior se desprende que, en el 2010 cada 101 minutos moría una persona víctima de las armas de fuego, en el 2011 y el 2012 se redujo a 87 minutos y luego en el 2013, cada 93 minutos una persona perdía la vida bajo esa modalidad.

Consultado del por qué las muertes violentas de mujeres van en aumento, el Comisionado de los Derechos Humanos es del criterio que siendo Honduras un país con un alto índice de violencia y de muertes que se están produciendo, es obvio que aumenten los índices de muertes sean de mujeres, hombres o de niños.

Un informe del CONADEH establece que, al menos, 3,923 mujeres perdieron la vida en forma violenta, entre los años 2002 y 2013 (12 años).
El documento establece entre sus hallazgos que cada 13 horas una mujer muere en circunstancias violentas en el país y que más del 90% de los casos permanecen en la impunidad.

En promedio, Honduras registró en el 2010 la muerte violenta de 32 mujeres mensuales, cantidad que aumentó a 43 en el 2011, un año después se incrementó a 51 y cerró el 2013 con 53 víctimas por mes.

De los datos anteriores se deduce que en el 2010 cada 23 horas una mujer perdía la vida en circunstancias violentas, en el 2012 era una víctima cada 17 horas, un año después cada 14 horas y se cerró el 2013 con la muerte violenta de una mujer cada 13 horas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.