Comisionado DDHH hace un llamado a la cordura y pide que se recurra al diálogo

0 94

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres expresó su preocupación por los últimos acontecimientos violentos que ponen en riesgo la vida, la integridad física de las personas y la seguridad de los bienes.

El ombudsman hondureño hizo un llamado a los manifestantes, cuerpos de seguridad del Estado y autoridades gubernamentales a mantener la cordura y recurrir al diálogo sobre la base del respeto de los derechos humanos, en particular del desarrollo educativo.

Reconocemos, dijo el ombudsman hondureño, el derecho que tienen los estudiantes y en general el pueblo hondureño de manifestarse pacíficamente, según lo establecido en la Constitución de la República.

No obstante, agregó, que tanto los manifestantes como los cuerpos de seguridad del Estado deben abstenerse de utilizar la violencia, ya que vivimos en un Estado de Derecho, cuya preservación es de obligatorio cumplimiento por parte de todos los que vivimos en Honduras.

“Repudiamos cualquier tipo de violencia, venga de donde venga, porque la misma sólo genera más violencia, situación que es condenable en ésta y en cualquier otra circunstancia”, indicó.

Declaró que todos los hondureños, hombres y mujeres, tenemos derecho a vivir sin violencia, de modo que, tanto los manifestantes como los cuerpos de seguridad del Estado deben mantener la cordura en sus respectivos ámbitos.

Agregó que es razonable que mediante el diálogo entre las partes, se atienda de inmediato, se discuta, se explique y se resuelva el motivo de las últimas protestas que han dejado como saldo varias personas heridas.

Este miércoles, miembros del CANADEH participaron como mediadores en las reuniones sostenidas entre representantes de los estudiantes y las autoridades de Educación para buscarle una solución al problema.

Las protestas de los estudiantes contra la normativa de las autoridades de Educación para que se aumenten cinco minutos más a la hora clase se tornaron violentas, el pasado martes, con un saldo de varios estudiantes con golpes, esguinces y problemas respiratorios como consecuencia de los gases lacrimógenos en incluso heridos de bala.

La Constitución de la República en los artículos 78 y 79, garantiza la libertad de reunión y manifestación, siempre que sea pacífica, excluya medios violentos y se ejerza también sin destruir la propiedad pública que nos pertenece a todos y la propiedad privada cuyos dueños también tienen sus derechos legítimos a ella.

El defensor del pueblo recordó que los niños, niñas y adolescentes estudiantes tienen el derecho de manifestarse pacíficamente en condiciones apropiadas a su edad y protegiendo su integridad y desarrollo educativo.

Además, que tanto ellos como los padres de familia deben tener presente que el desarrollo educativo debe buscar, entre otros aspectos, inculcarles el respeto de los derechos humanos y de los valores nacionales, y prepararlos para asumir una vida responsable en una sociedad libre, no violenta, de diálogo y comprensión democrática.

A través de un comunicado, las autoridades de la Secretaría de Educación hicieron un llamado a las sociedades de padres y madres de familia a las organizaciones estudiantiles a normalizar las labores educativas y a presentar sus propuestas por escrito para atender de forma diferenciada la ampliación de los horarios, o la compensación de la jornada según las necesidades y características de cada centro conforme a legislación educativa vigente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.