Cohep insta al Gobierno a priorizar la generación de empleos este 2023

0 16

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Los directivos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), dieron a conocer su primer mensaje a la Nación en 2023, destacando la necesidad de “dejar la política a un lado” e instando al Gobierno a emprender el trabajo en temas prioritarios para reactivar la economía y desarrollar el país.

En ese sentido, en un amplio escrito mencionaron que, el 2022 fue un año de transición y lleno de retos, donde, además, fuimos impactados por los problemas e inestabilidad de la economía mundial, las distorsiones del mercado internacional, las cadenas logísticas, los embates del cambio climático con inundaciones en el Valle de Sula y, otras secuelas que dejó la pandemia en la economía.

“Con el deseo que el 2023 sea un año de prosperidad para todos los hondureños, compartimos nuestras expectativas para el año que viene, en el cual esperamos mayor desarrollo socioeconómico, con la esperanza de que trabajemos en un ambiente armonioso a través del diálogo, para solucionar los problemas que afectan a la población hondureña”, añadieron.

PRIORIDADES 2023

EMPLEO

Instamos al Gobierno de la República a priorizar una agenda de generación de empleo, que como sector privado renovamos nuestra disposición a acompañar. Para esto se requiere entre otras cosas, un clima favorable a la inversión y certeza jurídica; políticas de empleo modernas ajustadas al mundo del trabajo y a la digitalización de las empresas como lo son el empleo parcial, por hora y teletrabajo.

En los próximos días, debe aprobarse un presupuesto que facilite la dotación de recursos para proyectos de infraestructura, iniciativas de apoyo al agro, programas de apoyo a las MIPYME, atacar la informalidad en la economía y políticas de combate al cambio climático.

Finalmente, se debe avanzar en la discusión y aprobación de una Ley de Seguridad Social que dé respuesta a la derogación de la Ley Marco de Salud, previamente consensuada en el marco del Consejo Económico y Social.

SEGURIDAD Y JUSTICIA

Parte de las condiciones adecuadas para invertir, pasan por tener seguridad jurídica y un sistema de Justicia transparente, eficiente e independiente. Por ello, es de suma importancia que el proceso de elección de la próxima Corte Suprema de Justicia lleve a los profesionales más idóneos, sin obedecer a intereses particulares o políticos, buscando la meritocracia y la justicia igualitaria para todos los hondureños y hondureñas.

Aunque ya se dio el primer paso para la instalación de la Comisión Internacional de Lucha contra la Corrupción e Impunidad (CICIH) en el país, el Gobierno debe avanzar para que en el mes de junio se apruebe el Convenio Internacional con criterios de objetividad, independencia y cuya misión no solo abarque la lucha contra la corrupción, sino también el fortalecimiento de la institucionalidad nacional.

Adicionalmente, la seguridad ciudadana es un elemento fundamental para la actividad económica.

El recrudecimiento de la violencia y la extorsión están poniendo un freno a la inversión, especialmente para las MIPYME’s, las cuales generan el 70% del empleo en Honduras. El gobierno debe fortalecer la lucha contra la criminalidad y la persecución del delito a través del fortalecimiento de la Policía Nacional y todos los entes operadores de justicia.

El respeto a la propiedad privada es uno de los indicadores principales que los inversionistas buscan. El sector privado continúa haciendo el llamado a gobierno y al poder judicial para que hagan valer el Estado de Derecho en torno a la usurpación e invasión ¡legal de tierras.

SALUD

Es necesario que el Gobierno de la República dialogue con el sector médico para resolver los problemas actuales y sentar las bases para una salud de calidad y para todos, sin excepción.

El gobierno debe solucionar de una vez por todas la escasez de medicamentos en el sistema de salud, la mora de atención, y avanzar en la construcción de los nuevos hospitales que se anunciaron en enero 2022. Asimismo, asegurar existencia suficiente de nuevas vacunas contra el COVID-19 y refuerzos adaptados a las nuevas variantes.

En el contexto de Seguridad Social, el sector privado está preparando propuestas para mejorar la seguridad social del país, buscando que los trabajadores afiliados al IHSS, sean tratados con servicios de calidad.

EDUCACIÓN Y FORMACIÓN TÉCNICA

Después de dos años de pandemia, huracanes y suspensiones de clases, es urgente que el 2023 sea un año para recuperar el tiempo perdido y mejorar la calidad educativa. Debe ser un año dedicado a la reconstrucción y modernización del sistema escolar, especialmente en el acceso y la infraestructura.

Se requiere adecuar la oferta formativa a las demandas del sector productivo, desarrollando las competencias necesarias para la inserción de los jóvenes al mercado laboral, solo así lograremos mejores niveles de productividad y de ingresos para las familias.

El INFOP requiere una reestructuración completa. Es tiempo que la formación técnica profesional se modernice y se digitalice. Nuestra mayor ventaja competitiva debe ser una fuerza laboral altamente calificada y no una mano de obra barata.

INVERSIÓN, EMPRENDIMIENTO Y COMPETITIVIDAD

La Secretaría de Finanzas (SEFIN), debe procurar una política fiscal orientada a controlar el déficit fiscal, a financiarse de manera sana y sostenible con tributos y deuda, y sobre todo a mejorar la calidad del gasto. El presupuesto 2023 es clave para eso, por lo que insistimos que se requiere más inversión en educación, salud, seguridad e infraestructura, un presupuesto para el desarrollo de Honduras.

El Banco Central de Honduras (BCH) debe avanzar decididamente en la implantación de una política monetaria orientada a alcanzar estabilidad en los precios, controlar la inflación, generar suficientes divisas, y fortalecer las reservas monetarias internacionales.

El sector público y privado deben impulsar juntos el consumo de la producción nacional, que es clave para el crecimiento de las MIPYME’s y emprendedores, enfocándose en la formulación de políticas públicas de apoyo a las mismas, que sean formuladas bajo ópticas territoriales y sectoriales.

Una acción puntual que las MIPYME’s requieren es la renovación urgente el decreto 048-2022 que incentiva el emprendimiento y la formalización de la economía.

En Centroamérica, Honduras tiene el segundo salario mínimo más alto, la carga social más elevada, las tarifas de transporte terrestre de carga más pesada, el tercer lugar en energía eléctrica más onerosa y la presión tributaria más alta. Nos corresponde a todos trabajar juntos en cada uno de estos campos, si queremos atraer inversiones, generar producción y empleo.

El sector privado llama nuevamente a las autoridades a trabajar en conjunto en la simplificación de trámites, la facilitación comercial, la innovación, la agenda digital, seguridad jurídica, el fortalecimiento institucional, evitando el cambio de reglas que no favorece la imagen de Honduras como destino de inversiones.

REACTIVACIÓN ECONÓMICA Y PRODUCCIÓN NACIONAL

Se ha demostrado que una de las maneras de impulsar el empleo, es cuando los países adoptan medidas para estimular la producción nacional. Está claro que fomentar la producción, el emprendimiento, las exportaciones y el consumo de bienes nacionales ayuda a protegernos contra la inflación externa y sus efectos sobre la economía familiar y nos hace menos dependiente de las remesas.

Durante este primer año de Gobierno, el COHEP generó múltiples iniciativas para la reactivación económica, presentando propuestas de Decretos Ejecutivos en las áreas de infraestructura, vivienda social, turismo y sector agroalimentario, y más recientemente un planteamiento presentado a la

Secretaría de Desarrollo Económico, orientado a remediar los problemas en el sector agroalimentario.

CAMBIO CLIMÁTICO Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

Honduras es uno de los países más vulnerables al cambio climático en América. Se requiere de acciones concretas, sistemáticas y sostenibles en materia de protección de cuencas y valles, mitigación de desastres naturales y control de inundaciones. Específicamente, las obras de infraestructura necesarias para salvar vidas humanas, proteger empleos y la productividad económica del Valle de Sula.

El sector agroalimentario requiere atención especial. La política agrícola debe pasar de su fase de planificación a la de implementación. En la misma deben incluirse acciones concretas como, el fortalecimiento de la institucionalidad pública que atiende al agro, la seguridad jurídica en el campo, líneas de crédito, garantías recíprocas, seguros agrícolas, subsidios a insumos agrícolas, precios mínimos de garantía, impulsar iniciativas de innovación, asistencia técnica y sistemas de riego, un censo agropecuario, destacando la importancia de aplicar la Ley de Ordenamiento Territorial vigente, solo así podremos competir, mejorar los niveles de productividad y garantizar la seguridad agroalimentaria, ante los efectos del cambio climático.

Honduras necesita del esfuerzo conjunto de todos los sectores, solamente trabajando unidos lograremos el éxito. Seguiremos desde el Sector Privado en este 2023 comprometidos con el desarrollo del país, impulsando esta agenda de trabajo, priorizando las acciones que beneficien a los hondureños y defendiendo los principios de la Libre Empresa que son pilar fundamental de la vida empresarial para la prosperidad de todos los hondureños. 

(Visited 17 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.