CN condecora a viceministro parlamentario de Asuntos Exteriores de Japón

0 61

Tegucigalpa, Honduras.

En el marco de la conmemoración de los 80 años de relaciones bilaterales entre Honduras y Japón, el Congreso Nacional, condecoró este lunes al viceministro parlamentario de Asuntos Exteriores y senador de la Cámara Alta del Parlamento Japonés, Takashi Uto, con la orden Gran Cruz Placa de Oro.

La iniciativa para otorgar la condecoración de honor, fue presentada ante la Cámara Legislativa, en la sesión de este lunes, por el secretario del Congreso Nacional, el diputado nacionalista por Santa Bárbara, Mario Alonso Pérez.

Al decreto mediante el cual se le rinde homenaje con todos los honores de Estado que manda el protocolo diplomático al distinguido visitante, se le dispensaron dos debates y fue ratificado cuando se reanudó la sesión que había sido suspendida por la presidenta en funciones de la Cámara Legislativa, Gladys Aurora López.

Relaciones armoniosas

En su discurso de ocasión, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, remembró que hace 80 años, Honduras estableció formalmente la relación diplomática con uno de sus mejores amigos, el hermoso pueblo de Japón.

“En ocasión de esta efemérides, celebramos hoy el honor de recibir en nuestro hemiciclo legislativo al honorable señor don Takashi Uto, viceprimer ministro parlamentario de Asuntos Exteriores y Senador de la Cámara Alta del Parlamento Japonés, a quien, en nombre del pueblo de honduras, le brindamos la más cordial bienvenida”, agregó Oliva.

Indicó que con la distinguida visita de Uto, se reafirman los indisolubles lazos de amistad y cooperación que unen a ambas naciones y fortalecen a los dos pueblos.

Destacó que Honduras y Japón comparten su adhesión por altos valores democráticos y su profundo sentido de las relaciones armoniosas entre naciones que desdeñan la lejanía geográfica y se acercan sintiéndose hermanas.

Señaló que la histórica amistad Honduras ha aprendido a admirar al invencible pueblo japonés, por lo que aplaude su coraje y su inquebrantable vocación por el trabajo y la paz.

“Ni la despiadada hecatombe nuclear, ni la furiosa embestida de los tsunamis, ni los quebrantos financieros mundiales han podido socavar la verticalidad ejemplar de una nación que, con natural suavidad, se levanta con el sol de su bandera, a brillar mientras avanzan las auroras”, resaltó.

Asimismo, subrayó que el pueblo japonés, formado con valores que hunden sus raíces en las profundidades de la historia, es modelo de disciplina, tesón y valentía. “Es un gigante laborioso que marcha a la vanguardia de la tecnología y el progreso humano y sobre todo, es un amigo generoso que ha estado a nuestro lado con demostraciones palpables de fraternidad”, acotó.

“En nuestras campiñas ha estado la cooperación japonesa sembrando semillas de esperanza y desarrollo, en nuestras carreteras hay puentes que llevan el sello de vuestra presencia y en nuestros corazones está el recuerdo de que podemos contar con ustedes. Muchas gracias por todo ello”, expresó Oliva.

Añadió que ese agradecimiento queda grabado en la colección de sellos postales que se han emitido para conmemorar la relación bilateral.

“Hoy, nos complace reiterar esta gratitud confiriéndole, honorable señor Uto, la más alta condecoración legislativa, la orden de Gran Cruz Placa de Oro. Esta presea es en honor a nuestra fructífera amistad y un voto por un futuro compartido de más estrecha y mutua cooperación”, apuntó.

Reconoció en Uto, además, su brillante hoja de servicio público, su compromiso por el fortalecimiento de instituciones al servicio de los ciudadanos y su amplia visión internacional en un mundo compartido y global.

Refirió que este mismo día firmó un convenio con Uto para el fortalecimiento de la transparencia en los procesos legislativos que nos permitirá abrir, aún más, las puertas del Congreso Nacional al pueblo que eligió a sus diputados.

“Este poder del Estado que condensa la soberanía popular le ofrece rendición cuentas a Honduras todos los días mediante procesos de auditoría social permanente que le facilitamos a todos los ciudadanos”, subrayó.

En su condición de presidente del Congreso Nacional, Oliva se enalteció en honrar al gobierno y pueblo de Japón por medio del viceministro de Asuntos Exteriores, don Takashi Uto, a quien impuso la condecoración Gran Cruz Placa de Oro para sellar el compromiso amistoso con esa nación asiática.

“Japón tiene en Honduras las puertas abiertas para la cooperación intergubernamental, para la inversión privada en distintos ámbitos de nuestra economía y para recibir la visita de sus ciudadanos que serán bienvenidos en nuestras playas y verdes paisajes con la sinceridad de un pueblo que les estima y les admira. Que esta amistad nuestra se fortalezca aún más con el devenir de los tiempos y que Dios bendiga a nuestros pueblos”, concluyó.

Sólida amistad y fraternidad

Por su parte, Uto agradeció la invitación para la celebración del 80 aniversario de las relaciones bilaterales entre ambas naciones al tiempo que expresó que es un gran honor para él recibir la condecoración Gran Cruz Placa de Oro. “En nombre del pueblo y gobierno japonés quisiera expresar nuestro agradecimiento”, acotó.

Asimismo, agradeció al presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva y la junta directiva y a los diputados de todas las bancadas por la aprobación del decreto para la emisión de las estampillas conmemorativas al 80 aniversario de las relaciones entre los dos países, las que tienen un espléndido diseño y que muestran la historia de las amplias relaciones entre Honduras y Japón en vistazo.

Destacó que ambos países siempre han mantenido una relación sólida de amistad y solidaridad no sólo en los buenos momentos sino también en circunstancias difíciles y en ese sentido, recordó la ayuda que Honduras le brindó a su país con motivo del gran terremoto.

Recordó que en 1998 el huracán Mitch azotó a América Central incluyendo a Honduras y ante los daños causados por el meteoro que afectó gran parte del territorio, Japón por primera vez envió un equipo especial de rescate de la Fuerza de Autodefensa Nacional que proveyó de ayuda importante a los damnificados y cuando los integrantes partieron del aeropuerto Toncontín, se marcharon escuchando la canción ¡Gracias Japón!, cuando terminaron su misión.

Refirió que ambos países están expuestos a desastres naturales y por eso la cooperación se ha enfocado en obras de infraestructura como la construida contra el deslizamiento de tierra en el área metropolitana de Tegucigalpa, la construcción y posterior reparación del puente La Democracia en El Progreso, Yoro, obras que inspiraron el diseño de las estampillas conmemorativas.

Resaltó también el papel que ha desempeñado los voluntarios japoneses desde hace 40 años y la llegada de miembros de Jica a Honduras en 2014, ha sido la más voluminosa en Centroamérica, los que incluso han enseñado Judo y en 2020 cuando se celebren los Juegos Olímpicos de Tokio, esperan ver una nutrida delegación hondureña en esa disciplina deportiva.

Recalcó también la cooperación de voluntarios japoneses en la investigación, reparación, protección y conservación de las antiguas Ruinas de Copán así como en el proyecto arqueológico El Puente en La Entrada.

Asimismo, subrayó el apoyo de Japón para fortalecer la Policía Comunitaria en el país al tiempo que expresó que su país aplaude la reforma de seguridad que impulsa el gobierno de Honduras, especialmente por la reducción de la tasa de homicidios de 86 a 65 por cada 100 mil habitantes, lo que constituye un logro importante cuya trascendencia amerita un reconocimiento internacional.

Anunció que en el marco de esta ceremonia celebrada en el Congreso Nacional, se realizarán este año muchos eventos con el de ampliar aún más las relaciones para lo que pidió el apoyo de los diputados y del pueblo hondureño.

En la ceremonia participó la vicecanciller, María del Carmen Nasser, el embajador de Japón, Kenji Okada, miembros de la delegación de esa representación diplomática e invitados especiales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.