Cigarrillos electrónicos: científicos alertan sobre la creciente adicción entre los adolescentes

0 99

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

En el comienzo, los cigarrillos electrónicos eran vistos como una alternativa para lidiar con el tabaquismo tradicional, pero a medida que los científicos han puesto el foco en analizar su uso, se multiplicaron las alertas por las consecuencias de esta práctica que se ha difundido ampliamente en algunas regiones, como en Estados Unidos.

En una reciente investigación a cargo de científicos del Hospital General para Niños de Massachusetts informó que estos dispositivos son más adictivos que los cigarrillos reales, con algunos usuarios en edad escolar vapeando a los cinco minutos de levantarse por la mañana, según dijeron.

Los cigarrillos electrónicos están enganchando a los niños pequeños a la nicotina, según remarcó este documento, “algunos adolescentes que vapean tienen tan solo 11 años”, informaron los especialistas.

Los científicos han atribuido el fenómeno a una forma más suave y agradable al paladar de la sustancia adictiva, conocida como “sales de nicotina” o “nicotina protonada”, una versión en base líquida. “Los cambios detectados en este estudio de encuesta pueden reflejar los niveles más altos de entrega de nicotina y la responsabilidad de la adicción”, indicó el autor, profesor Jonathan Winickoff.

Un informe reciente del gobierno de Estados Unidos, uno de los países que está a la vanguardia en el análisis este fenómeno, reveló que al menos 2,6 millones de niños en ese país están consumiendo los cigarrillos electrónicos. Los especialistas que publicaron sus hallazgos en la revista JAMA Network Open.

Los hallazgos de esta investigación se basan en más de 151.000 estudiantes de 6to grado a 5to año de colegio rastreados entre 2014 y 2021.

“La edad de inicio del uso de cigarrillos electrónicos disminuyó y la intensidad del uso y la adicción aumentaron entre 2014 y 2021. Para 2019, más usuarios de cigarrillos electrónicos consumían su primer producto de tabaco dentro de los 5 minutos de despertarse”, indicó Winickoff.

“Estos hallazgos sugieren que los médicos deben estar preparados para abordar la adicción de los jóvenes a estos nuevos productos de nicotina altamente adictivos ya detectados en muchos estudios previos, y se necesita una regulación más estricta, que incluya prohibiciones integrales sobre la venta de productos de tabaco con sabor”, continuó el científico.

En octubre de 2022, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) encontraron que el uso entre los estudiantes aumentó en 500.000 (24%) desde 2021.


Los dispositivos desechables superfuertes, como las barras Elf, son los más populares (55%). A menudo, los cigarrillos electrónicos se venden en exhibidores brillantes y vienen en una variedad de colores, con nombres y sabores amigables para los niños, como chicle, gelatinas y batido de frutilla.

”Los primeros cigarrillos electrónicos no entregaban nicotina tan eficientemente como el tabaco tradicional porque ofrecían nicotina de base libre que era difícil de inhalar. Esta situación cambió con la introducción en 2015 de los productos Juul (Juul Labs Inc.), que agregaron ácido benzoico al e-líquido de nicotina para reducir el nivel de pH y formar nicotina protonada” continuó Winickoff.

El ajuste era más eficiente para cautivar a los usuarios con el primer uso. Han revertido la disminución a largo plazo en el consumo de tabaco entre los jóvenes, atrayendo a muchos adolescentes con bajo riesgo de iniciar el consumo de nicotina con cigarrillos tradicionales.

“A pesar de que la pandemia de COVID-19 provocó que las personas se aislaran socialmente, la intensidad del uso entre los adolescentes siguió aumentando″ señaló Winickoff.

“La pandemia ha sido un año perdido para los esfuerzos de prevención y tratamiento en las escuelas, lo que significa que será necesario intensificar los planes de reducción para abordar la adicción a la nicotina en aquellos adolescentes que perdieron un año de contacto con adultos que de otro modo podrían haberlos ayudado a recibir tratamiento” aportó el científico.

Los autores del estudio recomiendan que los médicos pregunten a todos sus pacientes sobre el uso de productos de tabaco y nicotina, incluidos los cigarrillos electrónicos y otros artículos nuevos que involucran nicotina.

Los estudios muestran que el vapeo se ha convertido en una puerta de entrada a la adicción a la nicotina para los adolescentes, “ya que muchos de los que lo practican nunca han fumado antes”, concluyó el especialista.

En la investigación también participaron Stanton Glantz y Abra Jeffers.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.