Celebran centenario del diplomático Víctor Cáceres Lara

0 365

Tegucigalpa, Honduras.

La Asociación de Historiadores Locales y Regionales celebran el Primer Centenario del Nacimiento del periodista, historiador, académico y diplomático Víctor Cáceres Lara este jueves.

Don Víctor Cáceres Lara, también es considerado un pilar de la historia de Honduras al dedicar su vida a la recolección y protección de documentación de hechos que marcaron la vida nacional, también se debe de reconocer a Cáceres Lara como el precursor de la estadística social moderna.

Víctor Cáceres Lara ha sido un valuarte de la conformación de la identidad nacional elemento fundamental para engrandecer y fortalecer nuestro país.

Antecedentes

Victor Cáceres Lara, 1915-1993, es un compatriota símbolo de los estudios históricos en Honduras, porque su dedicación a la investigación documental se enfocó a la vida política del periodo republicano. Narrador, cuentista, poeta, catedrático, periodista, historiador, político y diplomático; son aspectos de su fecunda personalidad en la vida intelectual hondureña.

Nació en la ciudad de Gracias, el 19 de febrero de 1915; sus padres, el Coronel Jesús Cáceres Trejo y doña Victoria Lara. Graduado de Maestro de Instrucción Primaria en el Instituto “Ramón Rosa”. Durante el primer periodo de su vida, 1932-1940, se desempeñó como docente en la escuela “Presentación Centeno” de su nativa ciudad, en donde fundó el Semanario “Brisas de Celaque”.

Ejerció las actividades académicas en la Escuela Normal de Occidente en La Esperanza, Intibucá. En busca de mejores oportunidades se radica en San Pedro Sula en donde dirige los Semanarios “Gaceta Municipal” y “Unión Nacional”; alternando la docencia en los Institutos José Trinidad Reyes y “Evangélico”. Publica en San Pedro Sula sus primeras obras en la editorial de sus paisanos, los hermanos Pérez Estrada (Tito y Héctor).

Se desempeñó en el cargo de Jefe de Redacción del Semanario “El Sampedrano” y es asiduo colaborador en temas de clara orientación histórica en los periódicos “El Norte”, Diario Comercial, Diario Nacional, y del Semanario “El Heraldo”; además de colaborar con la revista Pedagógica “Sinergia”.

En ese periodo, escribe una columna en los diarios “El Comercio” y “El Trabajo” de Santa Rosa de Copán. Su relación con los hermanos Pérez Estrada en el quehacer de la historia es importante e influyente.

Publican reseñas sobre historia, personas y hechos de la vieja Audiencia de los Confines, e interesan por rescatar la figura del Capitán General don José María Medina; a quien Rómulo E. Durón y Felix Salgado parecen haber satanizado. Su labor en la prensa sampedrana es bien apreciada, más sus contactos políticos en la ciudad de Gracias y Tegucigalpa, lo hacen figurar en las listas de candidatos a diputados por el departamento de Lempira. Sale electo diputado para el periodo 1948-1954, y se traslada a Tegucigalpa.

Es miembro del Pen Club de Honduras, y escribe en la revista La Pajarita de papel, su órgano de divulgación. Su nombre ya aparece en la Antología de poetas jóvenes de Honduras desde 1935 publicada por Claudio Barrera en 1950.

Entre sus actividades a destacar durante su desempeño como diputado, es formar parte del trió de diputados (Pérez Cadalso, Cáceres Lara y C. Bonilla) que mocionan para crear los premios nacionales de Arte, Ciencia y Literatura.

Sus relaciones con destacados hombres como Julián López Pineda, su coterráneo, refuerzan sus contactos políticos al más alto nivel del Partido Nacional en el poder.

Para el año 1952 publica su libro de cuentos “Humus”, de cuyo contenido la critica literaria lo ha elogiado como representativo de la corriente criollista. A raíz del conflicto político para definir el candidato presidencial del Partido Nacional en las elecciones de 1954, Cáceres Lara toma posición a favor del General Abraham Williams Calderón, y dirige el Semanario político “Opinión Democrática”, vocero del Movimiento Nacional Reformista.

Se desempeña de Jefe de Redacción, Sub-director y Director de diario “El Día”. Ejerce la docencia en el Instituto Central de Varones “Vicente Cáceres”.

Es incorporado a la Academia de Geografía e Historia de Honduras, y miembro de número de la Academia hondureña de la lengua. Es presidente de la Asociación de Prensa Hondureña, APH.

Durante el gobierno de Julio Lozano Díaz es nombrado Ministro Plenipotenciario y Embajador en Venezuela, en cuyo cargo permanece entre 1955-1958. Después del Golpe de Estado del 3 de octubre de 1963 es nombrado Director General de Correos hasta 1970.

Colabora en el periódico “El Nacional”, órgano oficial del Partido Nacional. En esas páginas encontramos muchos trabajos sobre historia nacional, crítica literaria y anecdotario político. En la década de 1960 colaboró en las revistas Surco y Extra. Es electo diputado por Lempira y forma parte de la Junta Directiva del Congreso en calidad de Vicepresidente durante el periodo 1971-1972.

Al inaugurarse el Centro de Estudios Generales de la UNAH es nombrado catedrático de Historia Nacional. Miembro de la Directiva del Instituto Hondureño de Cultura Hispánica. Premio “Alejandro Castro”; Premio “Céleo Murillo Soto” del Consejo Metropolitano del Distrito Central. Premio Nacional de Literatura “Ramón Rosa” en 1976.

Condecorado con la Orden José Cecilio del Valle en 1979. Secretario de Estado en los Despachos de Cultura y Turismo en la administración de Roberto Suazo Córdova, 1982-1986.

Miembro Correspondiente de la Academia Hispanoamericana de Letras de Bogotá, Colombia. Por su contribución a las letras latinoamericanas y el conocimiento histórico fue condecorado por los gobiernos de Chile y México. Fue un distinguido miembro de la Generación Literaria del “35” Socio de la Asociación de Bibliotecarios y Archiveros de Honduras.

Su obra es fuente permanente de consulta entre los estudiosos de la historiografía nacional. Es continuador de la obra de Rómulo E. Durón en el modelo de Efemérides de los acontecimientos que marcan un antes y después en la vida institucional y política de Honduras.

Mucha de su contribución a la historiografía nacional esta dispersa en periódicos y revistas que durante más de 60 años dedicó como una constante vocación en favor de la cultura histórica hondureña.

Fue un hombre muy cordial con quienes le pedían o solicitaban un dato, un comentario sobre sucesos históricos, o dictar una conferencia sobre determinados periodos de la vida nacional. Era todo un caballero en el sentido estricto del término.

Pese a su militancia política en el partido Nacional su conducta como académico y recio historiador no fue afectada por el sectarismo o intransigencia ideológica. Porque él siempre tuvo esa frase amable y cordial con quienes se acercaban a solicitarle un favor; incluso con aquellos que cuestionaban su oficio de historiador.

John Moran, destaca que don Víctor le mostró algunos documentos de la campaña electoral de 1902, en donde los candidatos Manuel Bonilla Chirinos, Juan Ángel Arias y Marco Aurelio Soto se disputaban la presidencia de la República.

Y por cuya sugerencia, el historiador Moran está preparando un trabajo sobre esa campaña electoral que inaugura el siglo XX en Honduras con signos de tragedia. Murió en la ciudad de Valle de Ángeles el 10 de mayo de 1993.

Su espíritu está presente en la prolífica obra que fortalece la cultura histórica nacional, y cuya conmemoración en el primer centenario de nacimiento, 1915-2015, la Asociación de Historiadores Locales y Regionales de Honduras desarrollara una serie de actividades en diversas ciudades para divulgar la figura intelectual del historiador, poeta, narrador, catedrático, periodista y diplomático don Victor Cáceres Lara.

OBRA:

Poesía: Arcilla. (Editorial Pérez Estrada. San Pedro Sula. 1941); Romance de la alegría y de la pena. (Tipografía Pérez Estrada. San Pedro Sula. 1943); Voces de romance. (Selección). Alin Editores. Tegucigalpa. (1990). Cuento: Humus (1952); Tierra ardiente (1966); Cuentos completos (1995. Oscar Acosta (Compilador) Editorial Iberoamericana) Ensayo: Juan Ramón Molina; Apuntes sobre Álvaro Contreras. (Editorial Unión. Tegucigalpa. 1983). Historia: El doctor Alonso Suazo, figura prominente de la Medicina en Honduras (1964); Fechas de la Historia de Honduras. (Tipografía Nacional. 1964); Recuerdos de España (1966); Gobernantes de Honduras en el siglo 19 (Ediciones del Banco Central de Honduras.1978); Efemérides Nacionales. (Ediciones del Banco Central. 1980); Lempira, defensor de la autonomía nacional (1983); El Golpe de Estado de 1904. (Editorial Universitaria.1985); Astillas de Historia. (Colección Cultural Banco Atlantida.1992); Gobernantes de Honduras en el siglo 20. De Terencio Sierra a Vicente Tosta (Litografía López. 1992).

BREVE BIBLIOGRAFIA SOBRE VICTOR CACERES LARA.

1. Acosta, Oscar. Cuentos Completos de Victor Cáceres Lara. Editorial Iberoamericana. 1995

2. Argueta, Mario R. Diccionario de Escritores hondureños. Editorial UNAH. 2004. P.66-67.

3. Gonzales, José. Diccionario biográfico de historiadores hondureños. Editorial Guaymuras. 2005. P. 31-32.

4. Umaña, Helen. La palabra iluminada. El discurso poético en Honduras. Armar Editores. 2007. Guatemala. P.315-317.

5. Gonzales, José. Cronología de la Literatura Hondureña. Ediciones del IHAH. 2008. P.53.

6. Gonzales, José. Diccionario de Literatos Hondureños. V edición. Ediciones Guardabarranco. 2014. P.24.

7. Martínez, J. Francisco. Honduras Histórica. Imprenta Calderón. Tegucigalpa. 1974. P. 379-381.

8. Martínez, José Francisco. Literatura hondureña y su proceso generacional. Editorial UNAH. 1987. P. 349-359.

9. Membreño, Mario. Diccionario Histórico-Biográfico de la Educación Hondureña. Litografía López. 2005. P.120-122.

10. Sierra Fonseca, Rolando. Colonia, Independencia y Reforma. Introducción a la historiografía hondureña. Ediciones UPNFM. 2001. P. 96.

11. Oquelí, Ramón. Bibliografía sociopolítica de Honduras. Editorial UNAH. 1988

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.