Casi un centenar de discapacitados participarán como observadores en las elecciones

0 46

Alrededor de un centenar personas con discapacidad, debidamente acreditados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), participarán como observadores nacionales en las elecciones del próximo 24 de noviembre informó el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio.

El ombudsman hondureño explicó que en las elecciones primarias se trató de demostrar las dificultades que había y que impedían el acceso igualitario de todas las personas con discapacidad en las mesas electorales receptoras.

Agregó que ahora estamos dando un paso más allá porque se ha hecho un esfuerzo por corregir esa falta de accesibilidad y ahora como Comisionado Nacional de los Derechos Humanos los estamos haciendo sujetos y participes en la observación electoral.

En las elecciones primarias del 2012, el CONADEH participó como observador nacional, con más de 600 personas voluntarios, de los cuales, como experiencia piloto incluyó alrededor de 30 jóvenes con discapacidad intelectual y físico motoras.

En las elecciones del próximo domingo, sólo en el Municipio del Distrito Central participaran como observadores 35 personas con discapacidad el resto lo hará en las diferentes regiones del país

Más del 50% de las personas con discapacidad tuvieron dificultades para votar

Un informe del CONADEH, sobre las elecciones primarias del 2012, establece que más del 50% de las personas con discapacidad que tomaron la decisión de ir a ejercer el voto, no les fue permitido el ingreso principalmente a usuarios de sillas de ruedas y/o personas con movilidad reducida.

De allí que queda de manifiesto, las barreras físicas a las que se enfrentan las personas con discapacidad al momento de ejercer su derecho al voto, establece el documento.

Añade que la colocación de las cabinas en relación a la altura, así como el ingreso a las mismas, presentó dificultades para más del 40% de los casos, lo que evidencia que los centros de votación no estaban preparados para recibir a las personas con discapacidad que decidieron cumplir con su derecho al voto.

Otro de los hallazgos en el informe del CONADEH es que ningún centro de los observados, tenía rótulos señalando el paso para personas embarazadas, adultos mayores o personas con discapacidad, lo que limitó su posibilidad de orientación, al momento de votar

El informe establece que en más de la mitad de los centros de votación, no se contó con la presencia de edecanes y que salvo, en algunos casos, se les ofreció ayuda al momento de ingresar y ejercer el sufragio.

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, publicada en el diario oficial La Gaceta No. 31,480 del 11 de diciembre de 2007, establece en su artículo 29 que los Estados partes garantizarán a las personas con discapacidad los derechos políticos y la posibilidad de gozar de ellos en igualdad de condiciones

De acuerdo al titular del CONADEH, el Estado debe garantizar que los procedimientos, instalaciones y materiales electorales sean adecuados, accesibles y fáciles de entender y utilizar.

Andrea Mendoza del Instituto Psicopedagógico Juana Leclerk, manifestó que en las elecciones participarán personas con discapacidad intelectual, ciegas, sordas y con diferentes discapacidades y lo más importante es que ahora tendrán el apoyo de sus familiares.

En el marco del proyecto Fortaleciendo la Democracia con la Inclusión de los jóvenes con Discapacidad, el pasado viernes se desarrolló, en el Instituto San Miguel de Tegucigalpa, un simulacro de con el propósito de fortalecer el ejercicio del derecho a la participación política de las personas con discapacidad, en las Elecciones Generales del 2013.

Custodio explicó que el objetivo, en las elecciones del próximo domingo, es propiciar condiciones que favorezcan la inclusión de las personas con discapacidad en condiciones de igualdad con el resto de los ciudadanos.

Alrededor del 14% de hondureños con discapacidad

Aunque no existen datos que determinen con exactitud cuántas personas presentan algún tipo de discapacidad física, mental o sensorial, se estima que el 14% de los 8.4 millones de hondureños padece algún grado de discapacidad.

Un diagnóstico del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos determinó que el 53% de las personas con discapacidad no han alcanzado ningún nivel educativo y solamente el 7% han recibido estudios de secundaria, esta distribución es significativamente inferior a la situación de la población hondureña global.

De acuerdo al informe, el 8% de los niños hondureños sin discapacidad de 7 a 17 años, no han ingresado a primaria, en el caso de los niños con discapacidad esta proporción alcanza el 44%.

Otro de los hallazgos es que el 51% de las personas con discapacidad, mayores de 15 años, no saben leer ni escribir, cuando para este mismo rango de edad es del 20% de la población.

La tasa de analfabetismo es particularmente elevada cuando las personas no hablan (87%); discapacidad intelectual (85%); sordera total (76%).

Con lo anterior se muestra la prevalencia de la pobreza en el sector discapacidad, el abandono y las dificultades de acceso a los servicios educativos, los altos niveles de analfabetismo, la ineficiencia del sistema escolar de mantener los niños y niñas dentro del sistema educativo, la falta de equidad y de políticas sociales para este sector de la población, establece el informe del CONADEH.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.