Casa Alianza Honduras denuncia a policía militar

0 66

Tegucigalpa, Honduras.

Casa Alianza Honduras, ante los últimos hechos constituyentes de tratos crueles, inhumanos y degradantes, así como tortura e intimidación cometidos por miembros de las Fuerzas Armadas de Honduras en contra de niños y jóvenes, mineros artesanales dedicados a la extracción de oro en la mina San Juan Arriba, El Corpus, Choluteca.

Ante la comunidad nacional e internacional denuncia que la política de militarización de la sociedad hondureña y la implantación en el país del Plan Colombia, sólo ha profundizado la represión y la tortura en el país.

Mediante un comunicado señala que esta agresión en contra de los niños de la mina San Juan Arriba, de El Corpus, Choluteca, violenta los preceptos constitucionales, el Código de la Niñez y la Adolescencia y la Ley del Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, entre otras leyes nacionales.

Esta violación flagrante a los derechos humanos va en contraposición de lo declarado en Convención de los Derechos del Niño, la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de los cuales, el Estado de Honduras es signatario, indica.

Además detalla que esta situación sólo pone de manifestó la política de represión que implementa el Estado de Honduras, al crear y poner a funcionar fuerzas especiales como las tropas “TIGRES” y la Policía Militar del Orden Público (PMOP), quienes actúan con total impunidad, al tener su propio fuero interno, en abierta violación a las orden jurídico nacional.

Advertencia

«Advertimos del peligro que esta práctica se vuelva permanente y sistemática y que sea una política de Estado, que haga retroceder a la época de la Doctrina de Seguridad Nacional de la década de los 80», agrega.

Asimismo, hacen un llamado al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Comité Nacional de Prevención Contra La Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, a la Fiscalía de la Niñez, a la Fiscalía de Derechos Humanos y a los demás operadores de justicia a iniciar sus acciones de acuerdo a sus mandatos para que estos hechos no queden en la impunidad.

Casa Alianza Honduras, se mantendrá vigilante y continuará su política de denuncia tanto nacional como internacionalmente, si continúan este tipo de abusos por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.