Cardenal Óscar Rodríguez: necesitamos aclamar al Señor que viene a nosotros

0 252

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez clamó en el inicio de la Sema­na Santa, porque Dios salve a su país ante la difícil situación que vive, agu­dizada por la epidemia del coronavi­rus SARS-CoV-2, causante de la en­fermedad de COVID-19.

“Sálvanos, salva a esta Hondu­ras, lo necesitamos más que nunca, que hoy podamos abrirte las puertas de nuestro corazón”, enfatizó Rodrí­guez durante una misa sin fieles, por un toque de queda que rige en el país a causa del coronavirus, que ofició en la Basílica Menor de la Virgen de Su­yapa, patrona del país centroameri­cano. En otros años, la misa del Do­mingo de Ramos se ha oficiado en la catedral de Tegucigalpa, acompaña­da de centenares de creyentes cató­licos portando ramos de palma que, desde el viernes, traen a las principa­les ciudades del país campesinos del interior, para su bendición en el ini­cio de la Semana Santa.

Esta vez, la capital hondureña, al igual que las demás ciudades del país, han lucido desoladas, con un as­pecto lúgubre, en el caso de Teguci­galpa, por una densa capa de humo a raíz de varios incendios forestales que han dañado decenas de hectáreas de bosque. “A pesar de lo que esta­mos viviendo, necesitamos aclamar al Señor que viene a nosotros, en es­ta situación tan dolorosa que estamos atravesando”, dijo el religioso hondu­reño, quien además abogó por los en­fermos, los que padecen por el coro­navirus, los que se encuentran en los hospitales, en las unidades de cuida­dos intensivos, los que han perdido a un familiar querido sin poder des­pedirse y por todos los que han falle­cido.

EL PEOR VIRUS

El cardenal resaltó muchos ges­tos que dijo haber visto de solidaridad y preocupación por el más necesita­do en estos tiempos de epidemia, pe­ro también reprochó otros virus que son de lo peor, “el de la soberbia, el virus del egoísmo, el virus de la falta de amor”. “Nos hemos enterado con mucho dolor, que incluso algunos fa­miliares le niegan la entrada a la casa a alguno que llega quizás de trabajar de las maquilas” (ensambladoras), supuestamente enfermo de corona­virus, señaló el prelado.

“No hay ninguna prueba de que estén contagiados, pero ese gesto es un gesto contra Cristo, es un ges­to anti Semana Santa. Señor, perdó­nales, porque sí saben lo que hacen, están negando el amor, están ne­gando la compasión, están negan­do la misericordia”, enfatizó Ro­dríguez.

«Hoy con fe te decimos, Señor, ven a nuestra Honduras, líbranos de todo mal. Hoy pedimos que en toda la tierra se pueda levantar una oración por la paz, por una vida más humana y solidaria”. Óscar Andrés Rodríguez, cardenal.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.