Cambio climático incrementa la frecuencia de olas de calor mortales en Centroamérica y el Sur de EE.UU.

0 27

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El cambio climático ha aumentado al menos 35 veces la probabilidad de que ocurran olas de calor mortales como las que han afectado a algunas zonas de Centroamérica y el sur de los Estados Unidos desde marzo, según un estudio reciente.

La investigación, realizada por un equipo de científicos climáticos de la red World Weather Attribution (WWA) y el Centro Climático de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, ha revelado que este tipo de olas de calor intensas son ahora 35 veces más probables en Centroamérica en comparación con la época preindustrial y cuatro veces más probables que en el año 2000, cuando ocurrían una vez cada sesenta años.

En la actualidad, la frecuencia de estos eventos ha aumentado a uno cada quince años, en un contexto de incremento de la temperatura mundial de 1,5 grados centígrados entre febrero de 2023 y enero de 2024, según el servicio Copernicus de la Unión Europea.

«Sin esta subida de 1,5 grados provocada por el calentamiento global hasta la fecha, estos episodios de calor extremo habrían sido muy poco probables», señalaron los responsables del informe, tras analizar los cinco días y noches más calurosos de las olas de calor registradas a principios de junio en la región centroamericana.

El análisis también indica que las olas de calor no solo son más frecuentes, sino también más intensas, con temperaturas diurnas 1,4 grados más altas y nocturnas 1,6 grados más altas de lo que habrían sido en tiempos preindustriales.

La Cruz Roja advirtió que este aumento en la frecuencia y magnitud de estos eventos meteorológicos ha tenido numerosos impactos, especialmente en la salud, con al menos 125 muertes en México desde marzo a causa de las olas de calor.

«El 1,5°C adicional de calor causado por el cambio climático habría sido la diferencia entre la vida y la muerte para muchas personas durante mayo y junio», afirmó Karina Izquierdo, experta para la región de América Latina y el Caribe del Centro Climático de la Cruz Roja, tras la publicación del informe.

Además, el aumento de las temperaturas en Centroamérica ha llevado a un incremento paralelo de enfermedades como el dengue, al ampliar las áreas y estaciones en las que puede vivir el mosquito que transmite el virus. Según cifras de la Organización Panamericana de la Salud, los casos de dengue de enero a mayo aumentaron un 622 % en Guatemala y un 580 % en Honduras respecto al año pasado, totalizando 23.268 y 25.859 casos respectivamente.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.