“Bien por el castigo, pero nada devolverá a mi hijo”, dice Pepe Lobo

0 26

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa reaccionó hoy ante la condena de 96 años de prisión impuesta a Eber Ezequiel Espinoza, culpable del asesinato de cuatro jóvenes, entre ellos Said Omar Lobo Bonilla, hijo del exmandatario.

La Sala II del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional dictó la sentencia durante una audiencia de lectura, declarando a Espinoza autor material de los crímenes cometidos en julio de 2022.

Los jóvenes fueron emboscados y ejecutados por hombres armados cuando salían de un centro de entretenimiento nocturno en el bulevar Morazán, en Tegucigalpa.

«Bien por el castigo, pero nada devolverá a mi hijo», expresó Lobo Sosa en una entrevista con el programa Hoy Mismo.

Aunque satisfecho con la impartición de justicia, el expresidente lamentó la pérdida irreparable de su hijo y criticó el nivel de investigación, señalando la falta de información sobre los autores intelectuales de la masacre.

Lobo Sosa mencionó que se mantiene al margen del caso y desconoce más detalles sobre la investigación. Sin embargo, aplaudió el castigo a Espinoza y la importancia de que se haya hecho justicia.

Además de Espinoza, Erick David Macías y Norma Alicia García fueron declarados culpables por encubrimiento de asesinato. Cabe recordar que a inicios de este mes, Macías fue encontrado muerto en la cárcel de Ilama, Santa Bárbara, en un suceso que conmocionó a la sociedad hondureña.

Los otros jóvenes asesinados junto a Said Omar Lobo Bonilla fueron José Salomón Vásquez Chávez, sobrino del diputado Walter Chávez; Norlan Enrique Rivera Rodríguez, motorista de Said Lobo; y Luis Armando Zelaya Rivera, sobrino político de Romeo Vásquez.

(Visited 24 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.