Bernárdez, cuando tres puntos son más que una victoria

0 57

Brasil.

Víctor Bernárdez tiene los minutos contados. Luego de una década de acompañar las convocatorias de Honduras, el jugador ha decidido dejar su lugar en la defensa a alguien más. Sin embargo, antes de cerrar la puerta por última vez, tiene en mente un desafío con la historia: darle a su país la primera victoria en la Copa Mundial de la FIFA™.

Más allá de que el triunfo ante Suiza podría significar el pase a la siguiente ronda, el experimentado catracho quiere cortar una racha de 8 partidos mundialistas donde su país no ha sabido lo que se siente ganar. De cara al duelo, FIFA habló en exclusiva con él sobre esto.

Un adiós triunfal

El tiempo, a Muma, no le pasa en vano. Con 32 años y conocedor de que Honduras tiene jóvenes talentosos buscando un lugar, este potente zaguero ha decidido en Brasil 2014™ decirle adiós al representativo nacional. “Lo vivo al máximo. Estoy disfrutando estar aquí y con todos y cada uno de mis jugadores”, confiesa sincero. “Creo que tengo emociones mezcladas. Hace diez me puse la playera de la selección, ahora debo hacerme a un lado. Esas son las emociones mezcladas, estoy muy alegre, muy feliz; estoy esperando hacer historia”.

Y cuando habla de historia, lo hace en serio. Desde que en España 1982 Honduras fuera por primera vez a una Copa Mundial de la FIFA™, su país no ha podido conseguir una victoria. Son 32 años que se han vuelto difíciles de aguantar.

“La presión siempre es ganar. Creo que cualquier logro que hagamos siempre será a través de un grupo y una victoria. La historia es ganar. Ningún equipo hondureño ha ganado en la Copa Mundial, así que queremos hacer historia. Y vamos a pelear. La esperanza es lo último que muere, así que pelearemos contra todo”, analiza el jugador de 1.87 cm de altura.

Con los objetivos bastantes claros
Con solamente un partido de frente y una unidad cosechada, en las metas de Honduras está algo más que lograr la clasificación. “Para mí lo importante es ganar. Yo creo que este grupo merece ese premio. Creo que es un grupo muy unido y estamos muy hambrientos de gloria. Creo, además, que una victoria significa la clasificación, pero creo que lo primero es ganar, eso es lo importante”, dice abiertamente el jugador del San José Earthquakes.

En sus primeros dos partidos, Honduras se mostró ambicioso en la consecución de la victoria. Sin embargo, por detalles puntuales, al equipo se le escapó la recompensa. “Necesitamos entrar concentrados. Sabemos lo que tenemos que hacer. Este es un grupo con juventud y experiencia. Sabemos que podemos dar resultados. Contra Francia, estuvimos nerviosos en la primera mitad. Contra Ecuador demostramos que podemos hacer un montón de cosas. No ganamos; esas cosas pasan”, sostiene analizando su presente.

En el otro lado de la cancha tendrán a Suiza, equipo con el que también compartieron Grupo en Sudáfrica 2010™. Si bien solo han pasado cuatro años, las nóminas son muy distintas y eso a Bernárdez le da esperanza. “Suiza tiene un equipo muy joven. Nosotros hemos cambiado casi el 90%, así que somos completamente extraños. Como sea, el potencial para vencerlos está ahí. Tenemos que probar que hay mucho talento y que Honduras no es ese equipo que piensan que es violento, rudo. En Honduras jugamos fútbol y sabemos cómo jugar fútbol.”.

Ha llegado el momento de la verdad para Víctor Bernárdez. Más que alargar su carrera otros noventa minutos, lo que busca es dejar su nombre escrito en la historia de su país. “Creo que nuestra participación puede ser más duradera, quiero hacer historia. Y tal vez se dirá que Víctor Bernárdez fue el que estuvo la primera vez que Honduras fue campeón mundial y después se fue por la puerta grande”. Y concluye: “No tenemos nada que perder, sabemos que tenemos que mejorar y dar lo mejor de nosotros. Debemos mejorar lo que hicimos ante Ecuador. Así que tenemos claras las cosas hacia dónde ir”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.