Beneficios para trabajadores de microempresas se ampliarán en nueva Ley

0 124

Tegucigalpa, Honduras.

Los beneficios para los trabajadores de las microempresas, se ampliarán gradualmente en la nueva Ley Marco del Sistema de Protección para una Vida Mejor ya que ahora podrán acceder a préstamos automáticos, créditos para vivienda y una mejor atención médica, entre otros.

Hasta ahora empresas con menos de 10 empleados no están cubiertas con un adecuado sistema de protección social, pero ahora si lo estarán ya que en la nueva legislación, se ha tomado en cuenta que sus trabajadores tienen el mismo derecho que otros hondureños a ser cubiertos con todos estos beneficios.

En ese sentido, se contempla que esos trabajadores tengan acceso a pensiones por Invalidez Vejez y Muerte (IVM), préstamos para vivienda y préstamos automáticos, así como una atención en salud y accesos a medicina de calidad de forma oportuna y sin limitaciones económicas, derecho a reserva laboral y otros.

En el texto del proyecto de ley, en el caso de las microempresas, su incorporación será gradual y progresiva para no afectarlos económicamente.

Al inicio, comenzarán con la misma cotización actual de tres por ciento (uno por ciento el trabajador y dos por ciento el empleador), pero irá aumentando gradualmente hasta llegar al porcentaje que aportan todos los demás.

Esto está siendo objeto de negociación con las microempresas, pero hay compromiso de no afectarlos, pero si el objetivo es beneficiar a sus empleados porque tienen el mismo derecho que el resto de hondureños.

Asimismo, en el caso de los empleados independientes y otros grupos vulnerables no formales, se implementará un “plan especial” para incorporarlos al sistema y que tengan acceso a todos esos derechos.

El “plan especial” considerará las capacidades de aporte de las personas, y el resto subsidiará la cuota patronal, pero sí aportarán para poder gozar de los beneficios.

Inclusión financiera para los más necesitados

En la actualidad sólo quienes ganan más de dos salarios mínimos califican a préstamos en el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) y a préstamos personales, a través del sistema financiero tradicional.

En el sistema actual del RAP se tienen que usar como intermediario a un banco lo cual encarece en al menos en 40 por ciento los préstamos y provoca que la relación cuota/ingreso no sea viable para que accedan los de menos ingreso.

Sin embargo, en el nuevo sistema, todos, incluso los que ganan sólo un salario mínimo, podrán acceder a créditos hipotecarios y préstamos personales automáticos, deducibles por planilla, ya que permitirá la utilización de otros canales menos costosos y la participación de operadoras promotoras de vivienda social, sin fines de lucro, que propiciarán construcciones mucho más eficientes y con esquemas de intermediación financiera menos caros y más democrático, lo que hace que se abra el acceso a los que ganan menos de dos salarios mínimos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.