Beneficios de la Cámara Hiperbárica

0 1.436

Las cámaras hiperbáricas existen desde hace varios años y se ha descubierto para brindar atención a personas que sufren de accidentes practicando el buceo específicamente la enfermedad por descompresión que sufren las personas que practican este deporte.

Hay diversos tipos de enfermedades por descompresión encontramos el tipo 1 donde el paciente presenta dolores articulares después de bucear y el tipo 2 donde el paciente presenta síntomas neurológicos como perdida de la sensibilidad, perdida de la fuerza, alteración de la conciencia y parálisis.

Para este tratamiento se utilizan tablas, que son proporcionadas por la Naval.

Específicamente en Roatán la Clínica denominada Cámara Hiperbárica usa el mismo tipo de tablas que utiliza la Naval de Estados Unidos.

Para las enfermedades por descompresión existen diversos tipos de tablas las más comunes son la tabla 6 que determina que el paciente va recibir el tratamiento durante 4 horas con 45 minutos, también existe la tabla 5 que determina que el tiempo dentro de la cámara será de 2 horas con 15 minutos.

De tal manera que cada tabla se puede extender por 30 o 60 minutos dependiendo de lo que necesite el paciente.

Se ha descubierto que las cámaras pueden servir de tratamiento para algunos problemas médicos como el derrame, problemas de circulación, varices, pacientes que padecen de diabetes, pie diabético y especialmente para aquellos que han sido intoxicados por monóxido de carbono.

La Cámara Hiperbárica existe en Antoney’s Key desde 1989, dedicándose específicamente a brindar tratamiento a todos los buzos recreativos que en algún momento sufren problemas de descompresión; se atienden aproximadamente de 12 a 15 de ellos por año.

Asimismo la Clínica Hiperbárica atiende actualmente de 60 a 80 buzos misquitos por año, que sufren de descompresión debido a que practican el buceo por mucho tiempo, a profundidades extremas y sin tomar en cuenta las normas pre escritas, lo que los hace susceptibles a enfermarse con frecuencia.

En años anteriores esta cifra ascendía a 180 buzos por año, pero debido a que, La Mosquitia, Trujillo, La Ceiba, San Pedro Sula y Tegucigalpa ya cuentan con sus propias cámaras hiperbáricas las cifras de atención en Roatán han disminuido considerablemente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.