Bancadas en últimas “fumatas” para consensuar nóminas de 15 magistrados

0 40

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

En una semana crucial para elegir la nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ) para el período 2023-2030, las bancadas se mantienen en los últimos cabildeos para consensuar la nómina de 15 magistrados que presentarán en la sesión del próximo viernes.

Desde el pasado 25 de enero, cuando no llegaron a un acuerdo en la primera nómina que se conoció, las tres fuerzas mayoritarias en el Congreso -LIBRE, Partido Nacional y Liberal- han estado negociando una nueva planilla con la intención de aprobarla, una vez que se presente en la Cámara Legislativa.

Aunque ya se tienen números y nombres de los posibles candidatos, los tres partidos siguen esperando el viernes como la fecha fatal para presentar sus propuestas finales.

El cuello de botella de todas las negociaciones hasta ahora pasa por si la oposición (liberales y nacionalistas) le permiten al partido de gobierno tener el control de la CSJ con ocho de los 15 magistrados, considerando que las decisiones en el pleno se resuelven por mayoría simple. En este juego político entra también la presidencia y la Sala Constitucional, tan determinante en la administración de justicia como el mismo pleno.

Otro escollo entre los negociadores son los nombres de los postulados en cada una de las nóminas ya que hay rechazo para algunos. Como último elemento surgido en las últimas horas, es la posibilidad de elegir a seis magistrados suplentes para guardar el equilibrio en el pleno cuando los titulares sean recusados.

Sin embargo, esta propuesta es extemporánea en este momento, pues, según los especialistas, tendría que reformarse la Constitución, con 85 votos, en una sesión ordinaria y ratificar la enmienda de la misma manera en la legislatura del otro año y los actuales diputados corren con el tiempo en contra ya que tienen que comenzar la votación de los nuevos jueces supremos a partir de este 11 de febrero, cuando expira el período de la Corte saliente.

Visto el panorama así, las siguientes horas que faltan para el viernes serán cruciales para los consensos, ya que los diputados deben ponerse de acuerdo, por último, en lo más esencial del proceso: Reunir los 85 votos de la mayoría calificada que se necesitan para elegir a cada uno de los togados. Por ahora, ninguno de las tres fuerzas negociadores reúnen esa cuota, puesto que Libre tiene 52 diputados, los nacionalistas, 43 y los liberales, 22. El resto de los votos están en el Partido Salvador de Honduras (PSH) con 9, la Democracia Cristiana con uno y el Partido Anticorrupción (PAC) con uno. Si lo quisieran, Libre y los nacionalistas podrían elegir la CSJ con 95 votos, pero ambos están de acuerdo de integrar a los liberales e, incluso, asignarle un magistrado al PSH, cuya dirigencia ha estado al margen de las negociaciones frente a las tres fuerzas mayoritarias.

VARIAS PROPUESTAS

En primera instancia, las bancadas han platicado sobre una oferta en la que el partido de gobierno se quede con siete magistrados, más la presidencia de la CSJ, mientras que los nacionalistas se quedarían con cinco y los liberales con tres.

En otra contraoferta de los nacionalistas está la posibilidad de seis magistrados para LIBRE, cinco para ellos, tres para los liberales y uno para el PSH, siempre y cuando lo designe el coordinador del partido, Salvador Nasralla y su bancada.

En la última propuesta de los liberales, y que sería apoyada por los nacionalistas, la ecuación en el mismo orden sería un 5-5-5 sin incluir al PSH pero no goza del visto bueno de LIBRE ya que un sector radical está pidiendo ocho magistrados.

VOTACIÓN PÚBLICA

En la última reunión, los jefes de bancada acodaron regresar a sesiones el viernes y comenzar la votación de manera pública sobre la nómina que se presente. De no alcanzar los 85 votos, seguirán votando hasta llegar a un acuerdo sobre los 15 magistrados entre la nómina original de 45 candidatos que remitió la fenecida Junta Nominadora. Mientras tanto, la corte vigente continuará en sus funciones hasta que sean juramentados sus sustitutos. De ahí que no es posible cuánto tiempo tardará la elección final.

Con respecto a los candidatos, los nombres han variado ligeramente con respecto a la nómina que se propuso oficialmente el 25 de enero. En la propuesta 7-5-3, LIBRE está empujando a Sonia Marlina Dubón, Rebeca Raquel, Mario Díaz, Rubenia Galeano, José Francisco Pineda y Francisca Villeda. Los nacionalistas mantienen sobre la mesa a Anny Ochoa, Gaudi Bustillo, Isabela Bustillo, Luis Fernando Padilla y Marvin Espinal. Los liberales, en cambio, proponen a Milton Jiménez Puerto, Wagner Vallecillo y Odalis Nájera.

Dentro del partido oficialista, están definiendo los magistrados para la facción disidente que encabeza Jorge Cálix y también la presidencia, en caso de ganarla, entre Dubón y Raquel.

Los nacionalistas están claros en su nómina, pero objetan a Jiménez Puerto por considerarlo afín a LIBRE por lo que este partido tendría un voto fijo en el pleno de la CSJ. LIBRE tampoco quiere a Daniel Sibrián Bueso, otro de los nombres que se barajan entre los liberales, por considerar que estuvo a favor del golpe de Estado en contra de su coordinador general, el expresidente Manuel Zelaya Rosales.

Como coronario de todas estas divergencias por resolver, las bancadas están obligadas a respetar la paridad de género en la nueva CSJ, esto es, ocho mujeres y siete hombres.

ESPERAN CONSENSOS

Con respecto a las diferencias de criterios, el diputado Jorge Cálix consideró que es necesario llegar a un acuerdo porque sí cada bancada se radicaliza en sus exigencias “así nunca vamos a elegir una Corte”. “Lo que sí debemos buscar es a los 15 mejores para tener un Poder Judicial fortalecido y esperamos elegir a los mejores”, dijo Jorge Cálix, en las últimas horas.

Por su parte, el jefe de la bancada nacionalista, Tomás Zambrano, insistió en que el partido de gobierno no puede tener mayoría en el Poder Judicial porque eso significaría tener el control de los tres Poderes del Estado.

Por su lado, el jefe de la bancada liberal, Mario Segura, destacó que independiente de las nóminas que se presenten lo importante es hacer una elección con transparencia y sin recurrir a los vicios de los congresos nacionalistas como la compra de votos.

El jefe de la bancada PSH, Tomás Ramírez, aseguró que ellos presentarán la nómina, que oficializaron la semana pasada, esperando que sea tomada en cuenta por el pleno. Lamentó que las tres fuerzas mayoritarias se estén repartiendo el Poder Judicial como un botín.

(Visited 41 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.