Aumenta en un 14% cobertura escolar en comunidades rurales

0 258

El Banco Mundial (BM) reconoce que con el Proyecto de Calidad Educativa, Buen Gobierno y Fortalecimiento Institucional, Honduras logró ampliar la cobertura escolar en comunidades desfavorecidas del 36 al 50 por ciento.

Lo anterior, se logró a través de la apertura y dotación de cerca de 800 centros preescolares, así como de la capacitación de todos sus maestros voluntarios, agrega el informe.

Además, con el Proyecto de Nutrición y Protección Social, el Gobierno de Honduras logró que más de 36,000 niños estuvieran fuera de riesgo por inseguridad alimentaria y mejoró su seguridad social a través de un programa piloto de empleo que benefició a los jóvenes más vulnerables, destaca.

Ese proyecto buscó aumentar la asistencia escolar y el uso de servicios preventivos de salud entre las familias más vulnerables, a través del programa de transferencias condicionadas Bono Vida Mejor, sostiene.

Fueron beneficiados con esa iniciativa, más de 1.5 millones de hondureños (alrededor de 300 mil familias) que viven en extrema pobreza.

Mientras tanto, el Proyecto de Modernización del Sector Agua Potable y Saneamiento apoyó la descentralización de los servicios de agua y saneamiento en ocho municipios (con poblaciones entre 40,000 y 300,000 personas), afirma.

Para lo anterior se establecieron proveedores autónomos de servicios municipales de agua y saneamiento que recaudan ingresos y brindan una mayor cobertura.

Las obras de infraestructura financiadas por el Proyecto beneficiaron directamente a 13,167 familias con mejores servicios de agua y 3,786 familias con mejores servicios de saneamiento.

En total, las mejoras en servicios públicos beneficiaron indirectamente a unas 650,000 personas (108,000 familias), precisa.

Crecimiento:

El BM afirma que el Proyecto de Competitividad Rural (Comrural) ha contribuido a aumentar la productividad, competitividad y vínculos comerciales de 7,200 pequeños productores rurales de café, lácteos, miel y otros productos en Honduras.

Cada dólar invertido por Comrural como parte de una alianza productiva ha apalancado 1.5 dólares de instituciones financieras privadas (alrededor de $12.5 millones en total), aumentando la inclusión financiera y solvencia para el crédito de pequeños agricultores, de acuerdo a la entidad.

Desde 2008, el proyecto ha contribuido a lograr que las cadenas de valor agrícolas sean más competitivas y que aumente en un 23% el volumen de ventas brutas de productores rurales, dice.

Los productores apoyados por Comrural producen alrededor del 30 por ciento de todo el café especializado que Honduras exporta a Estados Unidos, Europa y Asia.
Implementado entre 2006 y 2016, el Proyecto de Infraestructura Rural mejoró el acceso, calidad y sostenibilidad de servicios básicos de infraestructura, apunta.

Se incluyen la construcción de 113 proyectos de agua y saneamiento y la instalación de 4,893 letrinas, beneficiando a 20,751 familias en 112 comunidades.

Además, el proyecto financió 8,550 proyectos de electrificación rural (de los cuales el 98% correspondía a sistemas de energía solar fotovoltaica) y ayudó a habilitar 844 kilómetros de líneas eléctricas en 282 comunidades, beneficiando a aproximadamente 84,220 personas.

El proyecto también contribuyó a la rehabilitación de 666.93 kilómetros de caminos rurales y proporcionó mecanismos de mantenimiento para 593 kilómetros.

Reducción:

Por su parte, el Proyecto de Gestión del Riesgo de Desastres
fortalece las capacidades gubernamentales a nivel municipal y nacional para la gestión integral del riesgo de desastres, al tiempo que busca mejorar su capacidad para responder de manera rápida y eficaz a emergencias, agrega.

El proyecto apoya la implementación de los programas de gestión de riesgos de desastres en 81 de las municipalidades más vulnerables del país, beneficiando a aproximadamente 5 millones de personas, dice.

La asistencia ha sido en áreas claves para el desarrollo, como la Alianza de Gobierno Abierto (OGP), la Iniciativa de Transparencia en las Industrias Extractivas (EITI) y la Iniciativa de Transparencia en la Construcción e Infraestructura Pública (COST), concluye el BM.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.