Atentado terrorista en daguestán: Veinte muertos en ataques a iglesias y sinagogas

0 14

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Un atentado terrorista contra dos iglesias ortodoxas y dos sinagogas dejó el domingo una veintena de muertos en Daguestán, república musulmana en el Cáucaso norte ruso. Este ataque revive los fantasmas del terrorismo yihadista justo cuando Rusia está inmersa en la guerra en Ucrania.

Entre las víctimas se encuentran un sacerdote, el guardia de seguridad de una de las iglesias, dos civiles y al menos quince policías que intentaban apresar a los atacantes. Cinco de los terroristas fueron abatidos, según informó el Comité de Instrucción de Rusia (CIR).

Hace tres meses, un atentado en una sala de conciertos a las afueras de Moscú dejó 145 muertos, siendo el más grave acto terrorista en Rusia desde 2004. A pesar de esto, el Kremlin descartó una repetición de la oleada terrorista que sacudió el Cáucaso ruso y el resto del país.

Iglesias y Sinagogas como Objetivos Terroristas

Los ataques ocurrieron cerca de las seis de la tarde en la localidad de Derbent, la ciudad más antigua de Rusia, situada a orillas del mar Caspio. Los terroristas atacaron primero la Iglesia de la Intercesión, donde murió un sacerdote de 66 años, y luego la sinagoga de Kele-Numaz, que fue incendiada. Posteriormente, se enfrentaron a la policía en tiroteos.

Simultáneamente, los terroristas atacaron la Catedral de la Ascensión en Majachkalá, capital de Daguestán, donde unas veinte personas se atrincheraron bloqueando las puertas, y una sinagoga cercana. También atacaron varios puestos policiales en estas ciudades y en la localidad de Sergokal. Las autoridades sanitarias estiman que hay casi medio centenar de heridos, la mayoría policías, siete de ellos graves.

El CIR confirmó que las fuerzas de seguridad «liquidaron a cinco individuos que perpetraron estos crímenes» y que estos ya han sido identificados. Según fuentes policiales, dos de los terroristas eran hijos de un funcionario local, Magomed Omárov, jefe del distrito de Sergokal. Omárov conocía las ideas radicales de sus hijos, quienes celebraban reuniones yihadistas en la mezquita local. El funcionario ha sido interrogado y el partido del Kremlin, Rusia Unida, lo expulsó de sus filas.

Sospechas de Influencia Extranjera

Aunque nadie ha reivindicado el ataque, las primeras investigaciones apuntan a la implicación de grupos yihadistas con vínculos en el extranjero. Valentina Matviyenko, presidenta del Senado ruso, declaró que el atentado fue «planificado desde el exterior por nuestros enemigos» y buscaba crear división en la sociedad rusa. Matviyenko reiteró el argumento del presidente Vladímir Putin, quien ha afirmado que el objetivo de los enemigos de Moscú es «dinamitar nuestra sociedad desde dentro» al atacar la diversidad étnica y religiosa de Rusia.

A pesar de las críticas a las fuerzas de seguridad por su negligencia, Putin ha utilizado el mismo argumento en incidentes previos, como el atentado de octubre de 2023 en Majachkalá y el ataque en marzo en el Crocus City Hall. La oposición y las organizaciones de derechos humanos acusan al Kremlin de descuidar la seguridad ciudadana desde el inicio de la campaña militar en Ucrania.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.