Ataúdes impagables o de cartón, supuestos cobros en morgues y lento diagnóstico: la situación del coronavirus en Ecuador

0 169

La situación del coronavirus en Ecuador, específicamente en la provincia de Guayas y en su capital, la ciudad de Guayaquil, continúa siendo crítica.

Este miércoles, la Fiscalía General del Estado abrió una investigación sobre supuestos cobros indebidos de personal de salud en los hospitales para entregar los cuerpos de los fallecidos durante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

La investigación se abrió tras la denuncia de la Fuerza de Tarea Conjunta para Levantamiento de Cadáveres, que se instaló en Guayaquil para encargarse de los cientos de fallecimientos en la ciudad en las últimas semanas. Además, algunos familiares de los muertos han indicado que les han obligado a pagar hasta 100 dólares solo por recibir información sobre los cuerpos.

Algunos familiares han estado por días en las afueras de las morgues de los hospitales, a la espera de la entrega del cadáver, pero la acumulación de cuerpos en los nosocomios y en contenedores de frío que se instalaron como depósitos provisionales, donde muchos cuerpos están sin identificación, ha hecho que la búsqueda sea infructuosa.

Los ataúdes de cartón

Para agilizar los entierros, la Alcaldía de Guayaquil empezó a entregar los primeros féretros de cartón, de un total de 2.000 que le fueron donados, una solución desesperada, que ha sido criticada, pues se denuncia que ese material no tolera la descomposición de los cuerpos, en una ciudad que promedia 30 grados centígrados todo el año.

«Cree que ha hecho una gran cosa, donando esas cosas que no sirven para nada […] se revientan, cuando ya estuvo el familiar mucho tiempo metido en esa caja», testificó un ciudadano guayaquileño, desde uno de los hospitales, y agregó que el problema también está en que se demoran mucho en ser sepultados esos muertos.

Otro ciudadano manifestó: «imagínate, vas llevando el cadáver y le cae la lluvia, se va a dañar».

La propuesta ha sido apoyada por las autoridades, ante la falta de féretros para suplir la demanda; además, los pocos ataúdes que hay, en muchas ocasiones se han triplicado su precio, pues los venden hasta en 1.500 dólares.

Ante la alta demanda, además, las autoridades anunciaron la construcción de dos nuevos cementerios, con cerca de 2.000 tumbas gratuitas para los fallecidos durante la emergencia.

Esta alta cifra de fallecidos, que según las autoridades son por coronavirus, por sospecha y por otras causas, ha dejado en evidencia que la magnitud real del impacto de la pandemia superaría con creces las cifras oficiales de infectados y fallecidos.

Lento diagnóstico

De acuerdo con las cifras oficiales dadas hasta este 8 de abril, en Ecuador se habían tomado, desde finales de febrero, 15.526 muestras para realizar pruebas a fin de detectar el coronavirus.

Recientemente, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, anunció la llegada al país de 100.000 pruebas rápidas y otros tests de diagnóstico PCR para la detección del coronavirus.

Mientras, investigadores universitarios solicitaron al Gobierno certificar más laboratorios para así ampliar la capacidad y acelerar el procesamiento de resultados.

El propio Zevallos ha advertido que estiman que 60 % de la población de Ecuador, que alcanza los 17 millones y medio de habitantes, podrían infectarse con el coronavirus.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.