ASJ: Con salarios exorbitantes no se puede reducir el gasto corriente

0 41

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Las promesas de reducción del gasto y la masa salarial, son promesas recurrentes de cada gobierno nuevo, pero al final esas propuestas se diluyen y lo que hacen es sustituir burócratas por el partido de turno, coinciden analistas.

Las acciones que se ven en el gobierno no coinciden con la realidad, porque mientras se  habla de reducción de personal supernumerario por otro lado algunos funcionarios se recetan grandes aumentos, agregan conocedores.

Lo que se debe hacer es realizar acciones concretas en la revisión de las políticas salariales y de contratación, advierten los expertos.

En ese sentido, el asesor legal de la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), Lester Ramírez, es del criterio que, en la búsqueda de eficiencia financiera, no será posible el despido masivo de empleados públicos.

Asimismo, anota que el modelo de contratación de empleados públicos se basa en el clientelismo político.

Ramírez, concluye que lo justo sería ver que en estos cuatro años se vea un modelo diferente de contratación de personal, de acuerdo a competencias y la realidad del país.

Por su parte el economista Rafael Delgado manifestó que “necesitamos respuestas para ponerle un límite a la alta burocracia”.

Añadió que al principio los secretarios de Estado denuncian anomalías sobre personal supernumerario, personal que no trabaja entre otros y lo que se espera es que esto no quede en simples escándalos, porque se necesitan medidas para reducir el gasto corriente.

El profesional, adicionó que es conocido que los cargos con exorbitantes salarios son nombrados sin méritos.

Finalmente, los profesionales coinciden en que los salarios deben ser adjudicados de conformidad con la capacidad presupuestaria y competencias de los seleccionados y no por colores políticos.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.