Argentina ofrece un canje de deuda para esquivar el bloqueo judicial de EE UU

0 36

Argentina

La presidenta Cristina Fernández anuncia que los acreedores que no han podido cobrar sus títulos emitidos en Nueva York y Europa podrán canjearlos por otros en el país sudamericano.

Los acreedores que tienen deuda reestructurada de Argentina en 2005 y 2010 bajo legislación de EE UU y Europa y que no han podido cobrar el pasado 30 de julio el vencimiento de intereses por el bloqueo judicial impuesto por el juez de Nueva York Thomas Griesa podrán canjear sus títulos por otros bajo jurisdicción del país sudamericano.

Esta es por lo menos la propuesta que ha formulado este martes por la noche en cadena nacional de radio y televisión la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que pretende que así los inversores puedan cobrar. Hace dos meses, su ministro de Economía, Axel Kicillof, ya había anunciado que esta posibilidad se encontraba en análisis y Griesa había reaccionado con críticas.

El juez de Nueva York ya ha amenazado a Argentina con declararla en desacato respecto de su fallo definitivo, el que establece que primero debe pagarles a los fondos buitre y otros acreedores que rechazaron la reestructuración antes que a los que la aceptaron. El desacato podría implicar multas para Buenos Aires, aunque el jefe de Gabinete de Ministros argentino, Jorge Capitanich, ha dicho que el juez no ha explicado aún qué significaría esa calificación. El que fuera secretario de Finanzas del Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) en la refinanciación, Guillermo Nielsen, actual crítico del kirchnerismo, ha opinado que un desacato implicaría que Argentina, sus provincias y sus empresas queden marginados del sistema financiero internacional por años.

Pero la postura de Fernández se basa en que Argentina tiene la obligación de pagar al 92,4% de acreedores que aceptó la reestructuración de la deuda. Por eso, enviará este miércoles un proyecto de ley para ofrecer un canje voluntario de bonos impagos por el bloqueo judicial de EE UU por otros bajo jurisdicción de Buenos Aires. “Es una opción, no una obligación”, aclaró la jefa de Estado. Algunos fondos de inversión norteamericanos disponen de reglamentos internos por los que no pueden invertir en activos sin legislación de su país, pero también puede ocurrir que ante la moratoria del 30 de julio los vendan a otros operadores sin esa clase de restricciones.

El proyecto de ley será debatido por un Congreso en el que el kirchnerismo cuenta con mayoría absoluta en ambas cámaras, aunque en los últimos días en la de Diputados estaba poniéndose en duda la fidelidad de algunos de sus representantes. Por ejemplo, el pasado domingo Fernández ha perdido el apoyo del gobernador de la provincia sureña de Río Negro, Alberto Weretilneck, que ha decidido respaldar la candidatura del peronista opositor Sergio Massa para las elecciones presidenciales de 2015. No por nada la jefa de Estado dijo este martes que apela a la unidad de todos los políticos de su país con el argumento de que está en juego la “soberanía”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.