Aprende a comer sano, sostenible y bueno

0 211

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

La preocupación por mejorar los hábitos de alimentación, aprender a leer bien las etiquetas y distinguir los alimentos saludables de los que no lo son, entre otros temas, sigue creciendo en una sociedad cada vez está más concienciada en el autocuidado responsable.

Pero ¿qué quiere decir comer bien? Este y otros temas se debatieron la semana pasada en The Love Behind Food (un encuentro organizado por Danone con motivo de su centenario) en el que Toni Massanés, director general de la Fundación Alicia, un centro de investigación culinaria donde científicos y chefs investigan para que todos comamos mejor, dio respuesta a esta y otras preguntas.

“Comer mejor es comer más sano, más sostenible y más bueno. En la actualidad tenemos claro que estos tres conceptos van unidos, pero también hay que tener en cuenta otras variables: qué se come, quién lo come y el contexto en el que se come”, explicó Massanés.

El director general de la Fundación Alicia profundizó en estos tres aspectos: sano, sostenible y bueno.

  • Sano: para que un alimento sea sano debe ser seguro, comerse en la suficiente cantidad dependiendo de cada persona (no es lo mismo la cantidad necesaria para un niño que para un adulto) y ser equilibrado.
     
  • Sostenible: el primer criterio que tiene que cumplir un alimento sostenible es que sea ecológico; económico, el segundo. “Para que sea sostenible no solo tenemos que pensar en nuestros hijos, también hay que llegar a final de mes. Se trata de que podamos comer y vivir nosotros y los que producen los alimentos”, señaló Massanés. El tercer criterio de esa sostenibilidad es que el alimento sea práctico para las personas que lo comen y cocinan a diario.
     
  • Bueno: por último, para que un alimento sea bueno tiene que ser ético, significativo y estimulante. “Encontramos más bueno aquello que está más cerca de nuestros valores y lo disfrutamos más cuando sabemos qué significado tiene la comida y está rico para el paladar”, indicó el Massanés.

Teniendo claros estos tres factores, el experto señaló que además del qué comemos hay que ser conscientes de cómo lo cocinamos y comemos.

“En revisiones científicas se ha demostrado que el cómo puede ser casi la parte más importante. Comer juntos, compartiendo y hablando es más importante que si hemos decidido ingerir tal nutriente o tal superalimento. También hay que movernos”, apostilló Massanés.

Qué ocurre cuando el quién son los niños?

Para empezar hay que educar a los pequeños de la casa con un buen ejemplo y predisponiéndoles a comer todos los sabores. El experto insistió en 20 puntos:  

  1. Da ejemplo. (“No puedes decir al niño que coma más verdura mientras te comes el 5º chuletón de la semana”, aconsejó).
     
  2. Adopta una actitud respetuosa y amorosa.
     
  3. Come con horarios regulares.
     
  4. Proporciona un desayuno completo.
     
  5. Realiza al menos una comida en familia al día.
     
  6. Avisa de que es hora la de comer con 5 minutos de anticipación.
     
  7. Establece unas reglas para la hora de comer.
     
  8. No medicalices la alimentación. “Las verduras se tienen que comer porque están ricas, tienen sabores y colores”.
     
  9. Intentad comer todos el mismo menú.
     
  10. No uséis los alimentos como recompensa ni castigo.
     
  11. Recordad apagar el televisor
     
  12. Tened paciencia.
     
  13. Aseguraos de que el niño tenga hambre en las comidas principales.
     
  14. Basad la alimentación en alimentos frescos y poco procesados.
     
  15. Servid la comida en la vajilla más apta.
     
  16. Servid la cantidad justa.
     
  17. Aseguraos que el agua y todos los alimentos sanos son accesibles.
     
  18. Facilita el tiempo adecuado para disfrutar de la comida con tranquilidad.
     
  19. Dejad que participen en la planificación de las comidas.
     
  20. Involucrarles en la preparación. “Si ellos preparan la comida, comen más”.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.