Apertura de la economía requiere el compromiso de la población: Ministro de Trabajo, Carlos Madero

0 98

“Con una apertura ordenada Honduras se puede levantar” frente a la pandemia de covid-19, afirmó hoy el ministro de Trabajo, Carlos Madero, quien dijo que el éxito del retorno a la primera fase de la apertura económica dependerá de un compromiso y un cambio de patrón cultural de la población hondureña.

En declaraciones al programa Frente a Frente, el titular de la Secretaria de Trabajo adelantó que “hay un acuerdo de entrar a una Fase 1; igual haremos un análisis en territorios, pero ha habido un diálogo grande a nivel de Mesa Multisectorial sobre el rumbo que vamos a tomar”.

Advirtió que en la apertura inteligente “la parte cultural tiene mucho que ver, si no, ciudadanos, esto se va descontrolar de un día para otro”.

“Si tenemos una apertura ordenada y todos nos centramos en el manejo de la pandemia,  Honduras se puede levantar rápidamente, pero necesitamos el compromiso y comportamiento de la población”, reiteró Madero.

Añadió que esta iniciativa de reactivación económica implica “tres reglas de oro”: portar la mascarilla, distanciamiento social y el lavado frecuente de manos con agua y jabón.

Las autoridades desarrollaron una reunión en la Mesa Multisectorial el domingo hasta altas horas de la noche, “ya que la apertura es un compromiso de todos”, recalcó.

Resaltó que ya son cuatro meses y medio de confinamiento, el más grande en la historia de Honduras.

Números rojos

El funcionario admitió que el paro económico que ha provocado la pandemia de covid-19 ha dejado “en números rojos a Honduras”.

“Efectivamente, tenemos colapsado el sistema económico, o sea, estamos en uno de los más grandes problemas económicos por la no activación económica”, apuntó Madero.

Recordó que el “segundo semestre en Honduras ha sido de mayor activación económica”.

«Sabemos que Honduras, en temas de índice de crecimiento económico, está llegando a sus límites, estamos en números rojos. Tenemos sectores, como el maquilador o el hotelero, que tuvieron caídas sumamente elevadas. Sin embargo, ahora uno puede ir viendo comportamientos de letalidad que han ido disminuyendo”, apuntó Madero.

“Estamos en números rojos, por ejemplo, el sector maquilador ha llegado a un -70%”, señaló Madero.

El funcionario afirmó que el contagio del coronavirus sigue en ascenso, pero que confía en que a la fecha la población hondureña haya tomado más conciencia y cumplir las normas de bioseguridad.

Recordó que ahora están operando seis centros de triaje en la capital para pacientes de covid-19, que no existían en junio.

Madero adelantó que en el transcurso de las horas o días la Mesa Multisectorial tomará importantes decisiones para volver a reactivar la economía y corregir errores del primer intento de apertura económica.

Advirtió que “llegar a la Fase 3 será muy difícil ahorita; probablemente nos concentraremos en las ciudades grandes, que son Tegucigalpa y San Pedro Sula”.

“Los índices nos muestran que Honduras va mejorando, pero, claro, porque tiene una mejora en las ciudades grandes y probablemente el virus dé un giro y ya las ciudades grandes están preparadas, y en el interior es donde vamos a tener un gran desafío de cómo nos vamos preparando y en parte por eso se hicieron las transferencia a las municipalidades directamente”, dijo.

Madero aseveró que habrá municipios que seguirán en Fase 0; “lo digo responsablemente, es un tema que lo vamos evaluar y habrá municipios en Fase 0, como Valle, Gracias a Dios, Atlántida, entre otros”.

Afirmó que “se ha hecho un gran esfuerzo por parte del Gobierno en contener la epidemia, pero ocupamos de todos los hondureños, que nos ayuden; nuestra parte es seguir fortaleciendo el sistema de salud, la parte de los empresarios será en hacer una apertura responsable”.

Centros de triaje han ayudado

La presidenta de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras y representante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Anabel Gallardo, resaltó que “cada hondureño somos responsables para poder dinamizar la economía” y reconoció “que los centros de triaje han ayudado mucho y la población está más educada”.

Señaló que el trabajo en el campo siempre ha estado activo, pero sí ha tenido dificultades de comercialización por el cierre de restaurantes y porque los supermercados están trabajando a medio vapor.

El coordinador de la Unidad de Epidemiología del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), Mario Mejía, presentó una tabla resumen que indica quienes se han enfermado, quienes tienen riesgo de enfermarse y quienes tienen el riesgo de fallecer por el brote del coronavirus.

“Esto es por departamento y con esto miden el nivel de riesgo en que se encuentra la población en cada departamento. Gracias a Dios y Valle tienen un nivel de riesgo muy por arriba al resto del país, pero Cortés y Francisco Morazán también tienen situación alta de riesgo”, explicó.

“El riesgo es grande por la rápida expansión del virus dadas las situaciones culturales, poblacionales y la comunión entre pobladores”, declaró Mejía.

De interés

Mejía presentó un informe de movilidad de las comunidades ante la pandemia de covid-19 hasta el 17 de julio y precisó que hay -54 % de población en tiendas y lugares de ocio; en supermercados y farmacias -29 %; en parques -41 %; en estaciones de transporte -61 % y -45% en centros de trabajo; en zonas residenciales se ha logrado +21%.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.