América tiene el desafío de derrotar crimen organizado y erradicar décadas de corrupción

0 258

Panamá.

El Presidente Juan Orlando Hernández dijo hoy en la VII Cumbre de las Américas en Panamá, que enfrentar conjuntamente décadas de corrupción y combatir la violencia generada por el tráfico de drogas es un desafío que tienen los países del continente.

Varios de los 35 gobernantes que participaron en la sesión plenaria de la Cumbre coincidieron con la iniciativa del mandatario hondureño referente a que los países que producen y distribuyen la droga asuman su responsabilidad compartida en las acciones implementadas para enfrentar la violencia generada por el narcotráfico.

Hernández también destacó los logros políticos alcanzados por los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba, con la expectativa de que serán «un fuerte impulso para alcanzar un nuevo tiempo para nuestra región».

Enfatizó que los países de América tienen el desafío de erradicar décadas de corrupción e impunidad y fortalecer el funcionamiento independiente de la justicia, y derrotar el crimen organizado, el narcotráfico, el lavado de activos y sus trágicas secuelas de violencia, migración, muerte y corrupción.

«Tenemos el desafío de comprender que una buena parte de estos retos se enfrentan con ventajas reales, cuando lo hacemos juntos, de manera integrada, Honduras ha decidido reconocer y encarar estos desafíos», manifestó.

Indicó que los países americanos son parte de procesos como signo común a la creación de oportunidades y su justa distribución, la reducción de la pobreza y el fortalecimiento de los procesos de integración social.

«Creo firmemente que somos actores privilegiados de un tiempo de grandes cambios en la vida de nuestras naciones. Cambios que nos acercan cada día más a la consolidación de la paz y al entendimiento entre nuestros países», expresó.

El Presidente Hernández señaló que desde que inició su gestión como titular del Congreso Nacional, puso particular atención en el tema de la seguridad y la integridad física de la ciudadanía hondureña.

Recordó que para ese propósito diseñó un plan global basado en siete ejes: el establecimiento de un escudo aéreo, terrestre y marítimo para evitar el ingreso de droga al territorio hondureño, la implementación de un plan acción para identificar e incautar la droga que ingresara al país.

Además se propuso desarrollar una estrategia para alcanzar niveles de alta efectividad en los operadores de justicia, el fortalecimiento de la institucionalidad democrática y establecer un plan de combate a la corrupción en todas sus formas.

También se aseguró la promoción y el respeto a los derechos humanos y se desarrollaron acciones concretas para incidir en un proceso efectivo de reducción de la pobreza.

Este plan hizo propio el enunciado de la responsabilidad compartida pero diferenciada y de la necesidad que el combate al crimen organizado se diera bajo el marco de un abordaje regional, bajo la convicción de que el crimen y la violencia no reconocen fronteras y deben ser así combatidos para alcanzar resultados positivos en beneficio de la población, del país y de la región, expresó el Presidente.

«Me comprometí ante el pueblo hondureño a hacer lo necesario para recuperar la paz y la tranquilidad y hemos logrado enormes avances. La lucha aún no concluye, pero puedo informar a ustedes que estamos logrando una reducción drástica en la tasa de homicidios y en la incidencia de delitos graves», recalcó.

El mandatario destacó las profundas transformaciones en la capacidad de los operadores de justicia, la Policía Nacional, la Policía Militar de Orden Público, el Ministerio Público y la Justicia y la implantación de pruebas de confianza a todos los operadores de justicia en Honduras.

«Establecimos efectivos escudos aéreos, marítimos y terrestres, para detener el tránsito de la droga desde los países del Sur hacia el Norte de América, y hemos activado la captura de los capos del narcotráfico. Lo anterior estando conscientes que entre el 80 y 90 por ciento de la violencia que se genera en la región es producto del tráfico de drogas y de su paso por el continente», añadió.

También resaltó el procesamiento de las extradiciones solicitadas por terceros países, así como el incremento del desmantelamiento de bandas delictivas y la judicialización de sus integrantes.

«El combate al crimen organizado internacional y el narcotráfico son un buen ejemplo. Y el acuerdo para establecer una Alianza para la Prosperidad que logramos entre los Gobiernos de los Estados Unidos, México, El Salvador, Guatemala y Honduras, constituye un ejemplo práctico de esa realidad», dijo Hernández.

CONSOLIDAR OPORTUNIDADES

El presidente hondureño expresó que la región enfrenta el desafío de consolidar oportunidades atractivas para la inversión en infraestructura productiva y generar empleo en cantidades significativas mejorando la competitividad.

Se debe mejorar la cobertura y calidad de los sistemas educativos, garantizar la seguridad alimentaria y la prestación de servicios básicos de salud en todo el territorio, consideró.

Llamó a mantener un ritmo sostenido en la reducción de la pobreza que permita su descenso sustancial en el curso de una generación, a la vez que mencionó las medidas ejecutadas por su administración para combatir la pobreza extrema.

«Es necesario establecer un sólido sistema de ciencia, tecnología e innovación que nos permita formar parte activa de la revolución del conocimiento a nivel mundial y haga posible la generación genuina de oportunidades», recalcó.

AVANCES

El presidente de Honduras también recordó que su administración recuperó el control de las cuentas nacionales, especialmente en el gasto público, con incidencia en el déficit fiscal y la inflación.

Además recordó que se logró establecer un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, organismo que recientemente aseguró que Honduras crece a un ritmo tres veces superior al promedio de América Latina, lo que fue confirmado por la CEPAL en sus últimos informes.

Detalló que actualmente se están consolidando las instituciones para convertir la ciencia, la tecnología y la innovación en piezas clave de desarrollo y que se creó el sistema de Zonas Especiales de Desarrollo y Empleo (ZEDE) que perfecciona y amplía el sistema tradicional de Zonas Francas, lo que se constituye en un ámbito ideal para el asentamiento de inversiones en nuestro territorio.

Indicó que las diversas acciones gubernamentales han permitido la incorporación de cerca de 150,000 jóvenes al mercado de trabajo por la vía de varios programas de promoción e intermediación laboral administrados por el Gobierno.

A eso se suman varios programas clave asociados a las inversiones en infraestructura productiva, la construcción masiva de vivienda social y varios estímulos para facilitar el crédito productivo.

Señaló las acciones que su Gobierno ha emprendido para encarar de manera frontal el funcionamiento del aparato público, realizando profundas revisiones de los organismos de la seguridad social, la administración tributaria y aduanas, el Registro de la Propiedad y la creación de una nueva institución de Migración y Extranjería.

«Hemos logrado la transformación profunda de los sistemas de compras del Estado, somos el único país en el mundo que cuenta con un acuerdo suscrito con Transparencia Internacional, haciendo evidente nuestra profunda convicción de lucha contra la corrupción», dijo Juan Orlando Hernández.

A la vez reafirmó su compromiso con la promoción de una cultura de respeto a los derechos humanos.

«Mi administración es consciente de los compromisos suscritos a nivel internacional. Por ello invite al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a que instale una oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras», resaltó el gobernante.

Igual propósito tiene el impulso que, con los presidentes de Nicaragua y El Salvador, acordamos otorgar al establecimiento de un área Trinacional de desarrollo común en el Golfo de Fonseca, añadió.

El Presidente destacó la importancia de la Unión Aduanera entre Honduras y Guatemala, ya que representará el 37 % del Producto Interno Bruto de Centroamérica, el 35 % de las exportaciones intraregionales y el 53 % de la población total, por lo que «seremos la primera Unión Aduanera del Continente Americano».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.