A Lps. 5.5 millones asciende lo pagado por conductores ebrios de multa en la capital

0 55

Tegucigalpa, Honduras

“Elige la Vida, Tú Decides”, es el lema de la campaña que la Policía Nacional en conjunto con organismos comprometidos con el tema de la seguridad vial esperan desarrollar, con vistas a que los mensajes de concienciación tengan un real impacto en los conductores.

Porque las fatalidades registradas en las carreteras se han incrementado con creces, de tal manera que en el primer semestre han muerto 396 personas y mil 226 han resultado lesionadas, pero se estima que a estas alturas los fallecidos en siniestros automovilísticos son 500.

En el mismo período, la Dirección Nacional de Tránsito ha contabilizado más de seis mil incidentes entre choques, colisiones, vuelcos, accidentes y atropellamientos.

Las causas de los accidentes, colisiones, choques, vuelcos y atropellos son las mismas: La No atención a las leyes de Tránsito, fallas mecánicas, exceso de velocidad, imprudencia y la irresponsable ingesta de alcohol.

Esta última circunstancia queda reflejada en el hecho que en el primer semestre de este año se ha registrado el decomiso de mil 577 licencias por conducir en estado de ebriedad, lo que se ha traducido en el pago de multas o sanciones económicas por el orden de 5.5 millones de lempiras.

En total, los ciudadanos a quienes las autoridades de tránsito han aplicado la ley por infracciones de diversa naturaleza, pagaron en los primeros seis meses de este año unos 23 millones de lempiras a nivel nacional.

Las investigaciones de la Policía Nacional de Tránsito, establecen claramente que el mayor número de eventos con consecuencias trágicas se concentra en los departamentos de Francisco Morazán y Cortés.

Y los viernes, sábados y domingos, son los días que más contabilizan episodios de tránsito. De hecho, diariamente se producen 35 colisiones únicamente en Tegucigalpa y se reportan 20 esquelas por rebasar en línea continua.

Los aparatosos accidentes ocurridos el fin de semana anterior en la carretera hacia el norte, han vuelto a poner en debate el tema de la seguridad vial.

La Dirección Nacional de Tránsito tiene proyectado ejecutar operativos, con el propósito de disminuir el número de fatalidades en las carreteras y, con el apoyo de otras organizaciones, se intensificará una campaña tendiente a instalar retenes y concienciar a los conductores y a los peatones.

También se ha planteado la posibilidad de que el pliego de sanciones por el irrespeto de las normas viales sea endurecido, mediante una nueva tipificación de las infracciones leves y graves.

Lo cierto es que ninguno de los cometidos que sean emprendidos para reducir la cantidad de desastres viales tendrá efectos pertinentes, mientras la ciudadanía en general No asuma un compromiso serio dirigido a respetar las leyes y a convertirse en agentes activos de la educación vial.

Se trata de tomar una decisión seria: Hacer mérito de la vida o darle rienda suelta a la irresponsabilidad, a la imprudencia, al exceso de velocidad y a la irracional de bebidas alcohólicas que siempre acaban en horrendos episodios de tránsito.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.