7 de cada 10 adultos mayores en Honduras viven en condición de pobreza

0 145

Tegucigalpa, Honduras.

Aproximadamente 7 de cada 10 adultos mayores que residen en el país registran condiciones de pobreza porque tienen escasos recursos económicos, según un estudio desarrollado por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El trabajo que fue expuesto durante el “VIII Congreso de Investigación Científica 2014” fue desarrollado con base a los datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en 2012, cuando en Honduras se contabilizó una población 786,016 personas con una edad promedio de 60 años.

Cada una de esas personas fue entrevistada durante el desarrollo de la Encuesta Permanente de Hogares y Propósitos Múltiples que aplica el INE, en donde clasifica la situación económica de las familias en las categorías de pobreza extrema, pobreza relativa y los no pobres.

Un 44.5% de las personas con edades comprendidas entre 60 y 69 años se encuentran en pobreza extrema; 18.9% en pobreza relativa y los no pobres representan un 36.5%. Para el segmento de adultos mayores con las edades establecidas entre 70 a 79 años, un 51.2% vive en pobreza extrema, 18.0% en pobreza relativa y el 30.8%, no pobres, sin importar el sexo al que pertenecen.

“Se trata de un problema que no tiene un único culpable y donde tienen responsabilidades el gobierno, las instituciones privadas y más que todo los institutos de previsión social porque ellos son los encargados de velar por este segmento de la población que ya no forma parte del sector productivo del país”, expresó José Arrazola, investigador en conjunto de la ponencia.

Por su parte la investigadora titular, Norma Castillo, manifestó que la incidencia de la situación económica en estas personas depende de varios factores. “Si tienen un nivel educativo la incidencia a ser pobre es menor porque entonces tienen mejor ingreso en su condición ya que puede contribuir a pagar un sistema de jubilación”.

Menos educación, más pobreza

Las referidas estadísticas reflejan que un 50.8% de las personas de la tercera edad sin nivel educativo viven en pobreza extrema y solo un 0.3% las que registran un grado educacional superior.

Sin embargo se mencionó que a diferencia de otros países de Latinoamérica, Honduras poseerá un crecimiento poblacional de este segmento hasta el año 2080 con cálculos obtenidos de la teoría de transición demográfica con que se trabajó, en donde contribuyen aspectos locales como la fecundidad y la mortalidad, además de un externo como la migración.

Entre las conclusiones se mencionó que los adultos mayores son vulnerables y necesitan políticas que tengan calidad de vida con protección social como las implementadas en Costa Rica, México y Bolivia que gozan de un bono con acceso a jubilación.

Uno de los objetivos de la investigación mencionados es “tratar de hacer eco en las instituciones pertinentes que puedan tener un impacto en este tipo de población y facilitarles las condiciones de vida que necesitan” dijo Arrazola.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.