4,250 familias beneficiadas con «Vivienda Saludable»

0 194

Tegucigalpa. Honduras.

Más de 22 millones de lempiras invirtió el proyecto “Para una vivienda saludable, calidad del aire interior y enfermedades respiratorias en hogares pobres de Honduras” cuyo cierre por parte de la Unión Europea (UE) y las instituciones que lo ejecutaron durante el periodo 2011-2013.

El proyecto benefició a más de 4,250 residentes de 20 comunidades rurales y periurbanas de Victoria, Yoro y de Tegucigalpa, con acciones como el mejoramiento de la infraestructura de viviendas, escuelas y centros de salud, así como capacitación en cambios de comportamiento de las familias.

Se logró la edición y socialización del manual para maestros y promotores comunitarios en los temas de calidad del aire, nutrición, control de vectores, agua-filtros e higiene personal. También se organizó la Red de Vivienda Saludable de Honduras, con más de 15 instituciones públicas y privadas.

En el evento de cierre, participaron representantes de la UE y de los entes ejecutores como la Fundación Ayuda en Acción Honduras, Centro de Desarrollo Humano (CDH), Oikos Cooperacao e Desenvolvimento y la universidad de arquitectura Cedac.

Con la implementación de la acción se favoreció la reducción de los problemas de la salud relacionados con la contaminación del aire interior en las viviendas en 8 comunidades del municipio de Victoria, Departamento de Yoro y 2 barrios periurbanos del Municipio del Distrito Central, Departamento de Francisco Morazán, que constituyen las zonas de intervención del Proyecto.

“El propósito del proyecto fue llegar a atender necesidades de personas que vivían en situaciones precarias y el propósito fue generar los conocimientos necesarios para mejorar esta situación”, dijo el doctor Ernesto Magaña, director nacional y responsable de alianzas globales de Ayuda en Acción.

Magaña indicó que como resultado del estudio se determinaron las consecuencias no solo personales sino del gobierno en general por el uso de viviendas en mal estado.

Para el caso, el informe revela que el país eroga entre 770 y 1,475 millones de lempiras cada año en servicios médicos que son ofrecidos a personas de escasos recursos con enfermedades respiratorias.

El estudio indica que esta población vivía en condiciones precarias en casas de tierra, con humedad, más el humo de leña y la presencia de ácaros y un hongo denominado acremonium sp.
Además indica que el humo de leña está relacionado al desarrollo de cáncer de pulmón en las mujeres arriba de los 30 años.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.