“Yo estoy dispuesto a dar mi vida por mi país” Teniente Gonzales

0 144

French Harbour, Roatán

El 3 de octubre de cada año se celebra el Día del Soldado para conmemorar la fecha del nacimiento de Francisco Morazán el paladín centroamericano más famoso de todos los tiempos y engloba a todos los militares pertenecientes a las fuerzas armadas que se dividen en las tres ramas; Fuerza Aérea, Fuerza Naval y Fuerza Ejercito.

Las Fuerzas Armadas son las encargadas de defender la soberanía del país y la soberanía de un país se defiende terrestre, marítimo y aéreo a raíz de estas necesidades de defensa se crean estas ramas en Honduras.

SOLDADOS EN ISLAS DE LA BAHÍA

El Teniente Navío Jorge Rene Gonzales Hernández encargado de los soldados navales en la isla de Roatán en el marco de la celebración del Día del Soldado hondureño expresó “Honduras para mí es como mi madre me vio nacer y me está viendo crecer y yo estoy dispuesto a dar mi vida por mi país”

En Islas de la Bahía según Gonzales predomina la Fuerza Naval porque es una isla y la base central que está en Guanaja y esta base, cubre las tres islas.

El total de navales que hay aproximadamente en las tres islas son de 100 a 200 soldados entre oficiales, sub oficiales y la tropa.

Con una orden presidencial actualmente funciona la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) donde les dan apoyo a todas las instituciones del Estado como ser Policía Nacional, Preventiva, Transito, Digepesca, Marina Mercante, Gobernación y La Alcaldía.

“Nosotros le damos apoyo a ellos en sus labores como ser patrullajes, inspecciones en embarcaciones y en el aeropuerto, también el presidente nos dio la instrucción de dar apoyo a gobernación, alcaldías y en educación a las recreovias” dijo el teniente

RECIBIMIENTO ISLEÑO

La Fuerza Naval tiene tres años de estar en Roatán ubicados en la comunidad de French Harbour.
“La población al principio lo miraba como algo desconocido, pero ahora con las actividades que hemos realizado y que hemos demostrado resultados hemos visto la colaboración y apoyo de la población y ahora son afines a nosotros” acotó Gonzales


SOBRE ELLOS

Los soldados son ciudadanos que se entregan a su patria, un 80% de su vida la dedican al amor que tienen por su país y el otro 20% para disfrutar a sus familias.

No todos corren con la suerte de ser comprendidos en el amor, otros descalifican la oportunidad de formar una familia y no porque sean malos, sino porque el amor a la patria es un amor que sobrepasa cualquier entendimiento.

“Un joven para que forme parte de esta institución tiene que tener la voluntad, el deseo de querer servirle a la patria y brindar su vida a nuestro país” dijo Gonzales

Un día normal para un soldado inicia a las 4:45 de la mañana con la preparación física, al llegarles las 6 am realizan su aseo personal y media hora después reciben sus alimentos y después de eso se dedican a los patrullajes o actividades que tienen programadas para beneficio de la población hondureña.

Entre muchas cosas que hace diferente a un soldado del resto de la población es la jerga que aprende en su preparación.

“Nosotros tenemos algunas palabras de significados de embarcaciones que nosotros las utilizamos en tierra como los cuartos donde descansamos les llamamos “sollados”, a la hora de la comida le llamamos “rancho”, a las bodegas donde guardamos nuestras armas les llamamos “santa barbarás” argumentó el teniente

Con grandes sacrificios, bajo el ardiente sol, con la disciplina más ruda que se pueda imaginar el soldado mantiene todos los días la convicción de ser lo que es, por amor a la tierra que lo vio nacer.

El culto a la patria grande, a la libertad, y a las instituciones republicanas fue la llama que ardió en el corazón del patriota centroamericano y sólo las balas de antihistoria lograron sofocarla momentáneamente.

El ejemplo de su vida y de su muerte recorre la agitada historia de los cinco países hermanos, sobre los cuales no acaba aún de amanecer, pero Morazán vigila.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.