“Vida Mejor sigue cambiando la vida a las familias humildes”

0 293

Tegucigalpa, Honduras.

La Primera Dama de Honduras, Ana García de Hernández, continuó este viernes con la entrega de viviendas del programa presidencial “Vida Mejor”, en esta ocasión benefició a doña Melba Desiré Flores, vecina de la aldea Los Jutes del Distrito Central.

Doña Melba es una madre soltera de 36 años de edad y con tres hijos a los que ha creado con mucho esfuerzo y dedicación durante los últimos 11 años de su vida, pagando alquiler y trabajando en varios lugares sin importar la labor que se le haya tocado realizar.

Durante la campaña electoral de 2013, doña Melba escuchó al entonces candidato presidencial y ahora actual Presidente de la República, Juan Orlando Hernández, quien ofreció a las personas humildes y pobres, que les ayudaría a que formaran parte del programa social más grande del país; “Vida Mejor”.

En una de las visitas a su comunidad, el entonces presidenciable y la actual Primera Dama le dijeron que ella sería una de las beneficiadas del programa y que le ayudarían a mejorar sus condiciones de vida.

“Cuando ellos me llamaron del Despacho de la Primera Dama, me sorprendí cuando me dijo que era doña Ana de Hernández y casi me desmayo de la alegría porque no podía creer lo que me estaba diciendo, que me iban a construir mi casita”, relató emocionada doña Melba Flores.

La señora Flores sólo contaba con el terreno que su abuela le heredó a sus hijos, pero no contaba con los recursos ni la ayuda necesaria para cumplir sus sueños de vivir con sus hijos en una casa propia.

“Hoy entregamos a doña Melba Desiré una casa en la salida del sur, en la aldea Los Jutes de Tegucigalpa, vemos la satisfacción de las familias que son parte del programa Vida Mejor y vemos como se cambia verdaderamente la situación de las familias; se lleva esperanza y el sentimiento de mucha solidaridad”, expresó la Primera Dama.

Para la señora de Hernández, es importante que cada ciudadano coopere para mejorar la situación de vida de sus vecinos, y que todos puedan construir una nueva vida. “Vida Mejor le sigue cambiando la vida a las familias humildes”, acotó.

Añadió que se emocionó al ver la alegría de Desiré, a quien le ha tocado sacar adelante a sus hijos ella sola, “Eso es lo que buscamos con Juan Orlando, mejorar las condiciones de vida principalmente de las madres solteras que viven en condiciones indeseables y queremos llegar a muchas mujeres en Honduras para incorporarlas al sistema productivo”, explicó.

Aprovechando que se encontraba cerca de la construcción de otra vivienda del programa, la Primera Dama supervisó los avances de la construcción de la vivienda de doña María de los Santos Amador Martínez de 74 años de edad, vecina de la comunidad de Yaguacire del Distrito Central cuya casa era de cartón y su fogón a penas lo sostenían un par de ladrillos.

La esposa del Presidente Hernández, describió las condiciones deplorables en las que vivía doña María y pensó que en vez de darle una ayuda económica, era necesario cambiarle su vida construyendo su casa y dotándola del menaje necesario para que realmente pueda vivir mejor.

“Vida Mejor” ha construido más de 300 viviendas sólo en la capital de la República en los primeros 100 días del actual gobierno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.