“La paz depende de todos”: titular del CONADEH

0 77

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, hizo un llamado tanto a los manifestantes como a los cuerpos de seguridad del Estado a no incurrir en actos de violencia, ya que los mismos se convierten en un verdadero peligro para la integridad y la vida de las personas y una seria amenaza al Estado Democrático de Derecho.

En declaraciones a la prensa, el ombudsman hondureño, declaró que el Estado de derecho que rige en Honduras obliga al respeto de la Constitución y las leyes, tanto a la dirigencia de los partidos políticos como a los poderes del Estado y a todos los que habitamos este país.

Indicó que, en una democracia, los partidos políticos deben subordinarse al respeto y promoción de la dignidad humana de toda la ciudadanía.

Citó que la Carta Democrática Interamericana, consigna la democracia como un sistema de vida fundado en la paz, la libertad y el mejoramiento económico, social y cultural del pueblo.

Además, que debe promover la gobernabilidad, los valores democráticos y el fortalecimiento de la institucionalidad política y de las organizaciones de la sociedad civil.

Herrera Cáceres explicó que el Estado de derecho es un componente fundamental de la democracia para asegurar el efectivo ejercicio de los derechos humanos y libertades fundamentales.

Declaró que todos los hondureños, sin discriminación alguna, tenemos derecho a vivir en democracia y en paz.

“La paz depende de todos”, aseguró el Comisionado de los Derechos Humanos.

Ante el anuncio de nuevas marchas de protesta, el defensor de los derechos humanos reiteró su llamado, tanto a los manifestantes como a los cuerpos de seguridad del Estado, a mantener la cordura en sus actuaciones.

Recordó que el derecho de reunión pacífica debe ejercerse responsablemente y conforme a las restricciones previstas en la Constitución de la República y demás leyes.

El funcionario también recomendó a los partidos políticos y a los representantes del pueblo que haya, entre ellos, entendimientos democráticos, mayor responsabilidad, tolerancia y recurran al diálogo para solventar cualquier diferencia.

“Exhortamos al diálogo entre todos los sectores políticos para encontrar soluciones por medios pacíficos propios de una democracia representativa y participativa”, declaró.

Diálogo, que según el ombudsman hondureño, debe tener presente el régimen democrático de derecho que se funda en la autoridad de la Ley y en el respeto de la dignidad humana.

Herrera Cáceres considera que se deben evitar todos aquellos actos que perturben el funcionamiento armónico de la institucionalidad del Estado y limiten los derechos humanos a la paz y a la democracia, a los cuales tienen derecho los hondureños, sin discriminación alguna.

El pasado martes, el Congreso Nacional y sus alrededores, fue escenario de hechos violentos que protagonizaron líderes y seguidores de un partido político con agentes del orden, con un saldo de varias personas lesionadas.

Durante el incidente, personal del CONADEH constató que los manifestantes lanzaban piedras e insultos a las fuerzas del orden y que estos los perseguían y les lanzaban bombas lacrimógenas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.