“Estoy poniendo el pecho”, Pinto

0 259

Por: Melvin Javier Soto.

San Pedro Sula, Honduras.

Luego de su segunda derrota en las eliminatorias mundialistas, el estratega colombiano Jorge Luis Pinto manifestó que está poniendo el pecho para seguir trabajando por clasificar a la Selección Nacional al Mundial de Rusia 2018.

“El más comprometido acá soy yo, el que más quiere ir al Mundial soy yo, me estoy jugando mi cuero y mi vida profesional que me ha costado muchísimo llegar adonde llegué, me estoy jugando la vida, sin embargo estoy aquí poniendo el pecho para seguir trabajando”, expresó Pinto, en conferencia de prensa en un hotel sampedrano.

Pinto curiosamente, dejo plantados a la prensa deportiva al no brindar declaraciones en el estadio Olímpico. Con voz serena y tranquila, advirtió que en Honduras no encuentra la sustancia o alimento para hacer creer al futbolista hondureño, que puede desarrollar su potencial para jugar de igual a igual, ante cualquier adversario.

“Falta competitividad de algunos jugadores, un nivel de exigencia mayor y otros que compitan constantemente, no quiero tocar nombre, pero tengo que ser honesto, he elegido a los que mejor se encuentran, uno cree en lo que y debe ponerlo. No encuentro ese aditivo futbolístico que me ayude a mi trabajo”, enfatizó el técnico.

“Hay errores que costaron, descuidos que son complicados y este era un partido donde no podían haber, de mi parte he entregado todo lo que podido, he buscado preparar al equipo y las cosas no se han dado” agregó.

Pinto aceptó que el sistema de Osorio lo complico, “tienen defensa recia que nos controló, hay que ser honesto que no tuvimos la suficiente capacidad y eso corresponde a una valoración real, hay que reconocerlo, no es que no hayamos querido proponer, la forma en que diseñé el encuentro iba bien, en cualquier momento a través del desgaste pudimos encontrar el gol, pero lo hicieron ellos”.

Para el estratega, no todo está perdido en la clasificación, “Acá estamos comprometidos todos, yo soy la cabeza, el que más siento, soy extranjero y todos el mundo se viene contra mí, los mismos jugadores lo pueden decir que es de trabajo, mucha entrega y preparación, no estoy haciendo locas, hay cosas que yo no puedo controlar como el ritmo de algunos jugadores, el nivel de ingenuidad de algunos jugadores y el nivel de competencia”.

«No me pasa por la cabeza renunciar. Así es la vida, así es el fútbol, hay que creer en poder triunfar. No doy el brazo a torcer, he luchado, tengo fe y vamos a ver, acaso no me estoy jugando mi vida y mi cuero profesionalmente», concluyó el colombiano.

Para colmo de males, el entrenador pierde por lesión al mediocampista Luis Garrido, que sufrió una “luxación”, en donde se daño cuatro ligamentos. Al principio se pensaba que no era una fuerte lesión, pero el especialista, Oscar Benítez indicó que se perderá un año de futbol.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.