¿Has escuchado hablar de los niños alcancías?

0 95

Tegucigalpa, Honduras.

Sentado sobre la camilla de la emergencia, mientras su madre lo cuidaba para que no se cayera Hasiel, el inquieto pequeñín, jugaba con su propia radiografía, luego que lo trajeran por haberse tragado un “cuerpo extraño”.

¿Un cuerpo extraño?, preguntó la asustada progenitora al gastroenterólogo; ”Sí”, respondió el especialista al explicarle que “tal y como lo observamos en la radiografía, la tráquea de su hijo estaba obstruida por una moneda de 20 centavos que pudimos extraer con una pinzas especiales guiándonos a través de un estudio de endoscopía”.

A la emergencia del Materno Infantil llegan unos 3 menores, al igual que Hasiel, cada semana, es decir unos 18 menores al mes, atragantados con objetos que van desde monedas, confites, mables, granos de maíz o de frijol hasta semillas de mamones, y afortunadamente en lo que va de 2014 no se registra ningún deceso de “niños alcancía” por asfixia.

El jefe de la sala y consulta externa de endoscopia, el gastroenterólogo Marco Antonio Sánchez, explicó que el peligro es “cuando el objeto extraño se queda en la tráquea, en la vía aérea, entonces decimos que es una real emergencia y el menor debe recibir atención médica inmediata, no se debe esperar, pues puede morir por asfixia”.

Las edades más frecuentes de estas atenciones, es entre el primer año de vida hasta los tres añitos, que es cuando los menores quieren descubrir sabores y texturas.

Los casos más graves son las ingestas de detergente, cloro, gas, veneno o insecticidas, entre otros químicos que están en las casas, por lo que se recomienda a los padres tener una estricta vigilancia con sus hijos y mantener fuera del alcance, estos productos peligrosos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.