Unai Emery convierte a Di María en su dolor de cabeza

París, Francia

0 40

El partido de ida de los octavos de final de la Champions League de Paris Saint-Germain contra Real Madrid este miércoles será un épico duelo de estrellas entre Neymar y Cristiano Ronaldo, con Kylian Mbappe, Edinson Cavani, Gareth Bale y Karim Benzema en papeles secundarios. Pero hay una estrella menos anunciada, aunque bien conocida para los hinchas de los merengues, que podría jugar un rol decisivo para el conjunto de la capital francesa en el Santiago Bernabéu: Ángel Di María.

El internacional argentino formó parte del conjunto de Real que ganó la edición 2013-14 –La Décima– y desempeñó un papel muy influyente hacia el final de aquel memorable certamen continental antes de pasar a Manchester United.

Di María, de 29 años, parecía estar en la puerta de salida del Parc des Princes hace unos meses, cuando las llegadas de Neymar y Mbappe dejaron en claro que el Fideo ya no tenía una función clara en el once titular de Unai Emery. Él hacía pucheros sentado en una pelota mientras sus colegas del banco entraban en calor a su alrededor en el Stade Louis II de Mónaco, por lo que cabía esperar que ya no estaría en el club a fines de enero.

Sin embargo, tras un sensacional inicio en 2018, Di María sigue en París y es uno de los jugadores más afilados de Europa con nueve goles y siete asistencias en nueve apariciones en todas las competiciones nacionales, y ha sido indispensable.

“Aquí en PSG el cuerpo técnico se asegura de que todos los jugadores se sientan importantes”, dijo el sudamericano en el sitio Web oficial de los líderes de la Ligue 1 de cara al partido contra Real. “Pero cuando un jugador juega menos, puede perder un poco de confianza”.

“Tuve dificultades para entrar en una buena racha en el arranque de la temporada porque tenía que recuperar mi confianza. Luego de la pausa invernal jugué varios partidos de titular y tuve la suerte de volver a brillar, y quise sacar el mayor provecho de mis oportunidades.

“Por supuesto que el apoyo de mis compañeros también me ayudó muchísimo”.

Aunque uno de esos compañeros, Mbappe, ha privado a Di María de la titularidad habitual durante la mayor parte de la campaña, el internacional francés ahora reconoce que sería duro para el hombre de Rosario volver al banco de suplentes en sus condiciones actuales.

“Sí, [Di María merece jugar de titular]”, dijo Mbappe luego del hat-trick de Di María en la goleada de 4-1 sobre Sochaux en la Coupe de France la semana pasada. “Yo no soy el entrenador, pero él está haciendo grandes cosas en este momento y todos estamos muy contentos por eso”.

Pero lo cierto es que Di María podría encontrarse en el banco cuando regrese al Bernabéu a mediados de esta semana, ya que Emery se encuentra ante una serie de importantes dilemas en la selección del equipo — aunque mayormente en el buen sentido. Además de tener que elegir entre Adrien Rabiot, Giovani Lo Celso y Lassana Diarra para cubrir la función de Thiago Motta en el mediocampo, el español también debe optar entre el perfil más ofensivo de Layvin Kurzawa y el equilibrio de Yuri Berchiche en el lateral izquierdo.

Sin embargo, no cabe ninguna duda de que el mayor dolor de cabeza que tendrá Emery será el de dejar afuera a uno de Di María, Mbappe o Cavani, o bien encontrar una manera de combinar a los tres con Neymar en un sistema en el que el cuarteto pueda funcionar eficazmente. La situación del vasco es poco envidiable, ya que existen grandes ventajas y desventajas en cada una de las tres alternativas, y lo mismo va para las opciones de Emery en el mediocampo defensivo y la defensa.

En primer lugar, es evidente que Di María ha estado imparable últimamente y que se encuentra en su mejor nivel con PSG, pero también se han apoyado mucho en él desde principios de 2018. El número 11 de Les Parisiens solamente pasó desapercibido en un par de ocasiones durante los últimos 30 días y está lleno de confianza.

Si está al 100 por ciento físicamente, ¿hay motivos para dejarlo afuera? Tal vez no, pero entonces debemos preguntarnos lo mismo sobre Cavani y Mbappe.

El internacional uruguayo habría sido titular indiscutido en Madrid, pero una repentina lesión de cadera justo antes del triunfo del sábado por 2-1 en Toulouse lo ha convertido en un interrogante para el próximo partido. Si Cavani no está al 100 por ciento físicamente, y existe la posibilidad de que su velocidad y movimiento se vean comprometidos, ¿es prudente correr el riesgo con él desde el principio teniendo a alguien tan rápido y técnico como Di María desesperado por jugar?

Un frente de tres con Neymar, Mbappe y Di María tal vez no cuente con los remates certeros de Cavani, pero sería muy difícil de manejar para el conjunto de Zinedine Zidane en el contraataque. Claro que si pierdes a Cavani, no pierdes solamente sus goles, sino también la pasión, el compromiso y el liderazgo que aporta, que son fundamentales en un partido europeo tan importante como éste.

Sin embargo, el ex hombre de Benfica también demostró en su primer regreso a la capital española con PSG que tiene un gusto especial por este tipo de reencuentros.

Si El Matador está en condiciones de jugar, el siguiente en la fila del escrutinio es Mbappe, y teniendo en cuenta su complicado arranque en 2018 –personificado por una colisión con el arquero Anthony Lopes de Lyon el mes pasado y la primera roja de su carrera en Rennes en la Coupe de la Ligue– sería lógico plantear el interrogante de cara a una fecha tan importante.

Como trío, Mbappe, Cavani y Neymar (MCN), han causado estragos en todos los escenarios esta temporada, pero su luna de miel parece haber terminado, y por diversos motivos no han jugado mucho juntos últimamente.

Para Emery, la respuesta no es evidente.

Y a eso súmale el hecho que Di María podría jugar en el mediocampo junto a Rabiot y Marco Verratti, aunque no ha sido probado ahí por el ex entrenador de Sevilla (quien en cambio experimentó con Julian Draxler en esa posición), a pesar del buen desempeño que tuvo aquí hacia el final de su ejercicio con Real, y el dilema de Emery se vuelve más claro.

Como bien reconoce Di María, el cruce de ida y vuelta entre Real y PSG podría definirse por el duelo entre Neymar y Cristiano.

“Son jugadores bastante similares”, dijo el argentino. “Los dos son rápidos, muy fuertes en el uno contra uno, juegan con velocidad y ponen mucha intensidad en los encuentros.

Ney es un poco más pequeño, y eso puede ser una ventaja, pero ambos son capaces de dar vuelta los partidos”.

Pero es posible que el miércoles un hombre como Di María, capaz de tener una fuerte influencia en el partido de ida, y posiblemente de ganar el global, ni siquiera esté en la cancha para el himno de la Champions League en el Bernabéu.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.