Señales que indican problemas con el hígado

0 89

El hígado es un órgano que cumple diversas funciones fundamentales en nuestro organismo, como la desintoxicación, lucha contra las infecciones, entre otras que también son importantes para que el cuerpo funcione a la perfección.

Cuando este órgano comienza a tener problemas existen ciertos síntomas que nos alertan sobre el posible decaimiento del hígado.

Estos son los síntomas a los que tienes que estar alerta:

  1. Dolor en el área hepática La inflamación en el área superior derecha del abdomen es una señal de que tu hígado podría estar en problemas. Cuando tu hígado está inflamado no puede operar de manera eficiente, se hincha y el cuerpo usa el dolor como señal de advertencia.

 

  1. Hinchazón de piernas y tobillos El llamado de alerta de tu hígado no debe ser ignorado, porque el órgano deficiente tratará de repararse a sí mismo y la manera en que éste lo hace es cicatrizando y creando tejido que impide la salida de las tóxinas. Esto hace que el fluido se acumule en las piernas.

 

 

  1. Engordar aun estando a dieta Si experimentas un aumento de peso que no parece provenir de un mal funcionamiento hormonal o de comer en exceso, es posible que no estés teniendo una función hepática anormal y lo que ocurre es que cuando el hígado deja de funcionar acumula tóxinas en las células de grasa.

 

  1. Alergias constantes en la piel Es muy común que las personas que tienen problemas con su hígado padezcan de alergias constante. Esto se debe a que el hígado segrega muchas sustancias en el torrente sanguíneo, el cerebro las reconoce como alérgenos y libera anticuerpos e histaminas que provocan erupciones en la piel.

 

  1. Piel y ojos amarillos Cuando una persona tiene los ojos y la piel amarillos es una señal muy evidente de que el hígado esta enfermo. Esta afección se conoce como ictericia y aparece cuando el hígado dañado hace que el sistema acumule demasiada bilirrubina (pigmento amarillo que se forma cuando los glóbulos rojos mueren y se descomponen en el hígado).

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.