Ricardo Puertas señala que renovación del TPS no es asunto del Gobierno de EE.UU

Estados Unidos

0 97

El investigador de temas migratorios, Ricardo Puertas, señaló que la renovación del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) no es un asunto del gobierno de Estados Unidos, sino de un sector del gabinete del presidente Donald Trump.

A su criterio, cuando llegue enero y se venza el actual convenio del TPS, lo cancelan y al día siguiente mandan a los hondureños de regreso, sin renovación ni extensión.

“Lo que provocó el pánico fue la declaración de John Francis Kelly, que es un funcionario del gabinete del presidente Trump, que le ha dicho ocúpate de la política exterior de Centroamérica que tú ya la conoces”, describió.

Añadió que “eso no es política de Estado, eso no es ley todavía, es decir, estamos negociando una situación con el gobierno norteamericano que no es política de Estado, es política de un grupo que está en el gobierno y no ha logrado lo que quiere”.

“En ese sentido, no estamos hablando con el que no es, pero sí estamos hablando con el que es, la pregunta es: ¿Cuál es el límite de decisión que tiene esa gente y qué es lo que tienen en la mano, como ley?”.

Consideró que Estados Unidos necesita de la mano de obra que presta la migración para llenar puestos de trabajo que no pueden cubrir con sus ciudadanos. Puertas dijo que en el TPS hay argumentos políticos, geopolíticos, humanitarios y económicos manejados como “paquetitos” que Honduras puede discutirlos a lo hondureño, El Salvador a su manera y Guatemala por su lado.

Honduras podría tener una ventaja con respecto a los demás países antes mencionados que conforman el Triángulo Norte, porque Honduras ha sido un aliado de Estados Unidos y eso le podría favorecer, apuntó.

El investigador analizó que Honduras no está preparado para recibir a los cerca de 700,000 hondureños que podrían ser deportados al no renovar el TPS. Se necesitaría por cinco años consecutivos tener un crecimiento económico de por lo menos un seis por ciento, porque en la actualidad solo hay un cuatro por ciento.

“Si nosotros tuviéramos por lo menos un crecimiento arriba del seis por ciento, no tendríamos problemas para recibir a esta gente y Honduras tendría que tener por mínimo 180,000 puestos de trabajo al año, que eso es lo que crece la Población Económicamente Activa (PEA)”.

En cuanto al planteamiento que podría hacer el gobierno en la Cumbre que se desarrolla actualmente en Estados Unidos, señaló que Honduras tiene gente con mucho talento para hacer los planteamientos que pueden negociar el TPS para beneficiar a esos conciudadanos.

“Se trata de una negociación en donde tú me das y yo te doy para ganar terreno, en el que se pueden discutir los acuerdos del TPS con los otros acuerdos como el combate al narcotráfico, lucha contra el terrorismo y las extradiciones, entre otras “, concluyó.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.