Habilitarán talleres en cárceles de máxima seguridad

Tegucigalpa, Honduras

0 91

Los talleres instalados en los centros penales de máxima seguridad serán habilitados para que los privados de libertad puedan iniciar su proceso de reeducación, rehabilitación y reinserción social, mientras cumplen su sentencia condenatoria o la prisión preventiva.

Autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), junto al personal del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), visitaron los talleres que se encuentran en el “Pozo II”, en Morocelí, El Paraíso y en los próximos días llegarán al “Pozo II”, en Ilama, Santa Bárbara.

La visita en conjunto, tiene como objetivo analizar que talleres pueden ser habilitados para iniciar las capacitaciones en diferentes oficios. Estas cárceles, “los Pozos”, cuentan con talleres de carpintería, soldadura, pintura automotriz, sastrería, electricidad y manualidades.

En el “Pozo II”, los instructores del Infop inspeccionaron el equipo nuevo instalado en los distintos talleres y así proceder a nombrar a los instructores que estarán a cargo de los cursos que se impartirán.

Población

El sistema penitenciario nacional custodia a 19,849 personas privadas de libertad, de las cuales 3,057 permanecen en las cárceles de seguridad “Pozo I y II”, y en las próximas semanas, luego de una exhaustiva evaluación podrán comenzar con su proceso de rehabilitación.

Rehabilitación

Para el 2018, las autoridades penitenciarias anunciaron un reforzamiento en los proyectos educativos y ocupacionales, como parte del proceso de transformación del sistema penitenciario impulsado por el presidente Juan Orlando Hernández desde el inicio de su gestión en 2014.

Con estos proyectos las autoridades buscan que los privados de libertad cambien su estilo de vida de ocio por algo productivo, lo cual aprenderán en los talleres y las distintas capacitaciones que les impartan los instructores del Infop y organizaciones educativas, entre otras.

Análisis

Las autoridades penitenciarias afirmaron que las personas que participaran en estos talleres serán sometidos a evaluaciones psicológicas, entre otras para determinar si son aptas para relacionarse con otros internos a los cuales no les provocaran ningún daño.

También, se analizará su expediente donde constan los informes sobre su comportamiento, si no ha estado involucrado en acciones violentas al interior del establecimiento penitenciario u otras situaciones.

En los próximos días, personal del Infop y del INP se trasladarán a la cárcel “Pozo I”, en Ilama para inspeccionar los talleres y comenzar con los cursos con los privados de libertad que resulten aptos.

De importancia

• En varios centros penales los internos están fabricando zapatos, botas, muebles de manera, hamacas, canastas, etc. En otros se involucran en actividades de agricultura, avicultura, proyectos porcinos, entre otros.

• Más de 2,000 siguieron sus estudios de educación primaria, ciclo común y bachillerato. En total 5,622 participaron en actividades educativas y ocupacionales, así como en diferentes capacitaciones.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.