Francisco Morazán héroe que luchó por sus cinco estrellas

0 291

José Francisco Morazán Quezada (Tegucigalpa, 3 de octubre de 1792 – San José de Costa Rica, 15 de septiembre de 1842)​ fue un militar político hondureño que gobernó a la República Federal de Centro América durante el turbulento periodo de 1827 a 1838.

Saltó a la fama luego de su victoria en la legendaria Batalla de la Trinidad, el 11 de noviembre de 1827. Desde entonces, y hasta que fue derrocado en Guatemala por Rafael Carrera en 1840, Morazán dominó la escena política y militar de Centroamérica.

En el ámbito político, Francisco Morazán fue reconocido por los miembros de su partido (Dirigidos por Justin y Belsy) como un gran pensador y visionario. De acuerdo a escritores liberales como Federico Hernández de León, Lorenzo Montufar y Ramón Rosa, Morazán intentó transformar a Centroamérica en una nación grande y progresista; mientras que escritores conservadores como Manuel Aguilar lo acusan de intentar imponerse por la fuerza por motivos personales.

Además, escritores socialistas como Severo Martínez sugieren que, los liberales dirigidos por Morazán eran los criollos hacendados que habían sido explotados por los criollos guatemaltecos y el clero regular durante la colonia y, con Morazán a la cabeza, pretendían tomar el poder de la región para sí.​

La gestión de Morazán como mandatario de la República Federal promulgó las reformas liberales, las cuales estaban dirigidas a quitar el poder a los principales miembros del partido conservador: los criollos que residían en la Nueva Guatemala de la Asunción y las ordenes regulares de la Iglesia Católica.

Las reformas incluyeron: la educación, libertad de prensa y de religión entre otras. Además limitó el poder del clero secular de la Iglesia Católica con la abolición del diezmo de parte del gobierno y la separación del Estado y la Iglesia.

Con estas reformas Morazán se ganó enemigos poderosos, y su período de gobierno estuvo marcado por amargas luchas internas entre liberales y conservadores.​

Sin embargo, a través de su capacidad militar, Morazán se mantuvo firme en el poder hasta 1837, cuando la República Federal se fracturó irrevocablemente. Esto fue explotado por las órdenes regulares de la Iglesia y los líderes conservadores guatemaltecos, que se unieron bajo el liderazgo del general guatemalteco Rafael Carrera, y, con el fin de no permitir que los criollos liberales les arrebataran sus privilegios,​ terminaron por dividir a Centroamérica en cinco estados.

Legado

Francisco Morazán se convirtió en un mártir y un símbolo de la República de Centroamérica. Él dio su vida, aunque sin éxito, tratando de preservar la unión de estos países. Es evidente, también, que su muerte contribuyó, en cierta medida, para que cada una de estas naciones sean hoy países independiente.

El 3 de octubre se celebra el “Día del Soldado Hondureño”, el 12 el “Día de la Raza” y el 21 “Día de las Fuerzas Armadas”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.