Eliminación del Barcelona pudo significar el último partido de Iniesta en UCL

Barcelona, España

0 83

Andrés Iniesta se despidió en silencio de Europa. Lejos de la gloria con que Xavi dijo adiós en Berlín, con el último título continental conquistado por el Barcelona, el hoy capitán azulgrana reconoció en las entrañas del Estadio Olímpico que el partido frente a la Roma pudo ser el último en Champions de su carrera como azulgrana.

“Es una posibilidad que este haya sido mi último partido en la Champions”, convino el canterano ante los micrófonos, con una evidente sensación de derrumbe, sin ocultar su pesar y admitiendo el desastre que acababa de sufrir en el terreno de juego.

Cazaron en el túnel que da acceso al terreno de juego, durante el descanso, la premonición que compartió Iniesta con sus compañeros antes de saltar al campo. “Vamos a acabar perdiéndola haciendo lo que hacemos”, comentó el capitán hablando directamente con Sergi Roberto y por delante de un Umtiti, que daba una sensación de alarmante ausencia.

ENFADO
Sus temores se cumplieron de manera fatal. Y a sus palabras ante la prensa reconociendo de forma abierta que sí está cercana su marcha del club siguió un terrible enfado en el vestuario.

Iniesta es un tipo tranquilo. Fuera del campo nunca ha dado que hablar por nada y sobre el césped se ha destacado, siempre, por su magnificiencia futbolística, capacidad competitiva y, también, deportividad. Pero en Roma encajó de mala manera el derrumbe del equipo.

“Hemos caído como un equipo pequeño”, se escuchó decir en el vestuario tras la debacle. Junto a Messi y Piqué, según lo señalado por un integrante de la expedición que viajó con el equipo de vuelta desde Roma, Iniesta fue uno de los jugadores que más apesadumbrados se mostraron por lo sucedido, destacando sus malas caras por encima del silencio, que fue el único protagonista.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.