Congreso Nacional celebra tradicional misa de inicio de la Cuaresma

Tegucigalpa, Honduras

0 139

 

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, junto a su esposa Rina de Oliva, diputados y personal de este poder del Estado participaron este miércoles  en la tradicional misa que marca el inicio del período de la Cuaresma que concluye el Jueves Santo  cuando se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús..

La eucaristía fue oficiada por el párroco de la iglesia San Martin de Porres, padre Carlos Rubio quien en su homilía llamó a la ciudadanía a impulsar el diálogo que promueve el presidente Juan Orlando Hernández.

“La Cuaresma debe servir para la reconciliación, para que haya paz y justicia, comenzando por nosotros mismos, porque lo que se ha  enfriado es el amor, que nos reconvierte en egoísmo y si no se está bien con la persona misma ni con Dios, mucho menos habrá una relación fraterna y de amistad con el prójimo”, reflexionó.

Enfatizó que este periodo invita a liberar las ataduras, sobre todo de ese corazón violento y esa mente macabra que hay en algunos, y a la que no se debe dar paso porque es del enemigo y aprender a convivir, sabiendo que cada uno tiene parte de la verdad, o parte de verdades y que al juntarse en el diálogo se puede entender, construir fraternidad y una Honduras mejor.

“El Señor  nos invita a dialogar con el Padre y entre nosotros y este gran diálogo que se ha propuesto, e impulsado por todas las organizaciones, el presidente de la República y el Congreso Nacional sea fructífero porque al final todos ganamos con la paz y trabajar por una Honduras mejor, pero todos pierden destruyendo la propiedad privada, las calles y las relaciones entre todos”, señaló el prelado.

Que el Señor ayude a entender, que solo un corazón humilde y caritativo es grato a su presencia, que todos se pueden escuchar, entender y presentar opciones claras y concretas por el bien de Honduras, “no desmayemos en construir dialogo, la fraternidad y el entendimiento y esforzarnos a trabajar por el bien común”, apuntó

Resaltó que depende de todos aprovechar esta Cuaresma, un tiempo de conversión social, porque se va construyendo el reino de Dios, que exige a la sociedad y al Estado luchar contra los males de la corrupción y la impunidad y rechazar toda violencia, de los derechos humanos  y contra la dignidad de las personas.

Agregó que hay que pensar en el bien común, actuar y trabajar por ello y el Congreso Nacional ha asumido esa tarea y la seguirá teniendo, de legislar  por el bien de los hondureños y seguir el camino que lleve a una verdadera justicio, fraternidad y libertad de los hijos de Dios.

De su parte, el titular del Poder Ejecutivo, Mauricio Oliva, pidió asumir ese compromiso y sentido ecuménico que da la Iglesia Católica de frente a la Cuaresma y previo a la conmemoración de la pasión y muerte de Jesucristo.

Agradeció al padre Carlos Rubio, que por cinco años seguidos ha acompañado al Poder Legislativo en la celebración de esta eucaristía. “Él nos levanta el ánimo para afrontar nuevos retos legislativos, tanto al personal de apoyo como de aquellos que han recibido la confianza del pueblo al elegirlos sus representantes”, resaltó..

Añadió que esa representación que conlleva una gran responsabilidad, desafío y enormes exigencias que siempre estarán presentes, independientemente de la hora que viva la República y que se debe ejercer con sentido de responsabilidad, dedicación y sobre todo con  humildad, pero también  con valentía.

“A veces los vientos parecen no soplar de nuestro lado y aflora el expediente de la descalificación y a eso también hay que afrontar”+, confiados en que este poder del Estado está representado por su esencia misma que es la escogencia directa del pueblo hondureño”, concluyó..

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.