Andall Jackson el pianista isleño que revive el encanto de la música clásica

Dixon Cove, Roatán

0 1.647

Andall Jackson, sin lugar a dudas es un talentoso isleño que con solo unos minutos al piano puede convertir tu día en un maravilloso recuerdo.

Con una vida completa de la mano del piano, Jackson le cuenta al equipo de Diario Roatán sus inicios en la música y el encanto isleño que navega en sus venas.

“El piano ha sido toda una vida para mí, es una manera de diversión y de expresarse, el piano es el rey del instrumento que nos permite expresarnos sin mencionar ninguna palabra y es algo fenomenal saber tocar el piano principalmente el piano conservatorio y le doy gracias a Dios por tener ese talento”

En pocas palabras podríamos decir que Andall fue un niño prodigio, quien desde los cuatro años motivado por su madre una artista en la música lo llevo a sumergirse en el encanto del mundo musical.

“Todo empezó a la edad de cuatro años cuando fui motivado por mi madre que fue una guitarrista dedicada a la música, tuve el apoyo de mis padres y todo comenzó en ese momento ahora tengo muchos años de dedicarme a estudiar el piano”.

Con una agudeza casi mágica en sus manos, Andall aplicó a la escuela de música para perfeccionar su talento y convertirse en un gran músico, pero la vida no siempre parece justa, la maestra de esos tiempos le cerro las puestas del aprendizaje al joven Jackson todo por el hecho de ser zurdo.

“Cuando yo estaba en el Kinder garden fue cuando descubrieron mis maestras que yo tenía interés en el piano y en ese entonces tuve la capacidad para poder aprender música y lo interesante es que cuando era tiempo de continuar con el piano yo fui denegado de la escuela de música porque la maestra dijo que porque yo era zurdo jamás iba a aprender a tocar un piano”.

Sin desmotivarse bajo el apoyo de sus padres Jackson usa su ingenio y comienza a aprender las clases de piano de la mano de un compañero de clases.

Años más tarde en una presentación musical al sur de Los Estados Unidos Andall comienza a brillar en el piano con música clásica, y entre el público se encontraba la maestra que no creyó en él; sorprendida por el talento que el joven traía en sus venas, de inmediato ella cambio su parecer y aceptó que Jackson era un talentoso pianista.

“Y la maestra me dijo, Andall me quito mi sombrero frente a ti, me has dejado atónita, y ese solo fue uno de los conciertos porque yo he estado en muchos conciertos en Estados Unidos al sur del país y tuve la oportunidad de tocar en New York City y también en otros países”.

Con una sonrisa en su rosto Andall recordó que su maestra pudo reconocerlo el día del concierto, porque en ese momento el portaba una faja que su madre le había comprado donde estaba grabado su nombre.

La aceptación de la música de este isleño ha recorrido grandes escenarios nacionales e internacionales, actualmente Andall toca gratis para la iglesia donde él y su familia asisten y también para proyectos de beneficencia.

“La aceptación de mi música en el extranjero es grande y aquí en Honduras en Tegucigalpa durante el 2006 yo fui nominado pianista del año cuando hice un concierto a beneficio de los niños con Sida de la Fundación Amor y Vida y aquí en Roatán yo he tocado la mayor parte del tiempo en la iglesia donde nosotros asistimos, he dedicado más mi talento a la iglesia aquí en Roatán, por lo momento no cuento con tanto tiempo para dedicarme más a la música, pero estoy preparando algunos vídeos para publicarlos por internet”.

Un poco más sobre Andall Jackson

Andall el primogénito del matrimonio conformado por Henry Jackson y    Sadie Whitefield, hermano mayor de Dale y Heather Jackson es considerado un hombre sencillo, dinámico y lleno de amor.

Un artista genuino que a la vez se ha dedicado a los negocios; Jackson manifiesta que el mayor consejo que sus padres le han dado es ser honesto y leal con las personas.

Con años de experiencia en los negocios Andall aconseja a todos nuestros lectores que ahorren parte de su ganancia para que puedan invertirla en cosas que no se desvaloran.

“El secreto grande de vivir en Honduras o en cualquier otro lugar es ahorrar el dinero que ganas e invertirlo, tener una buena relación con los cliente y buen personal”.

Como escenario de sus logros e historias Roatán se volvió desde un inicio la casa y la vida de Jackson; asegurando que no hay un lugar mejor donde él quisiera estar.

“Roatán es mi vida, yo no cambiaría a Roatán por nada, aun que puedo vivir en otros países yo no sé porque hay personas que cambian a Honduras, yo no cambiaría a Honduras por nada, porque Honduras es un país donde se puede vivir y progresar”.

Para finalizar este talentoso isleño enfatiza que la confianza es una nota fundamental en el transcurrir de la vida y tenemos que saber identificar a quien es bueno brindársela.

“Si pudiera retroceder el tiempo cambiaría en quien pongo mi confianza, el problema de nosotros es que no escuchamos nuestro corazón porque el corazón nos enseña si debemos o no tomar algunas personas como amistades” finalizó.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.