12 consecuencias por no dormir bien

Estados Unidos

0 64

Los estudios científicos cada vez dan más pruebas de que no dormir bien puede afectar nuestra vida diaria y nuestra salud. Existen múltiples consecuencias, tanto a nivel físico como psicológico, cuando no logramos tener un sueño reparador.

Según los expertos, una persona debe dormir entre 7 y 8 horas diarias para mantener un óptimo estado físico, emocional y mental. Sin embargo, los cambios en el estilo de vida de la actualidad han hecho que se desmejore mucho la calidad de sueño y el tiempo ideal para descansar.

 Para que te des cuenta de todos los efectos que puedes sufrir cuando no duermes bien, a continuación te damos un listado con 12 consecuencias que tiene no dormir bien.

Ganas de comer en exceso y ansiedad

La falta de sueño se relaciona con el deseo de comer exageradamente, sobre todo en horas de la noche cuando el metabolismo se ralentiza. Debido a esto, incrementamos el consumo de calorías y carbohidratos, lo que nos hará aumentar de peso con más facilidad.

Asimismo, cuando no dormimos lo suficiente tenemos más tendencia a desear comer más comida rápida, aun cuando en realidad no sentimos hambre.

Mayor riesgo de tener un accidente

Según una investigación realizada por la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, las personas que no alcanzan a dormir por lo menos 6 horas diarias, triplican el riesgo de tener un accidente con su auto por conducir con sueño, debido a los efectos en la coordinación ocular. Y si usted no tiene algún tipo de vehículo como para tener un accidente, de todos modos sufrirá los efectos siendo más torpe.

Debilitamiento del sistema inmunológico

Cuando no tenemos un sueño reparador e impedimos que nuestro cuerpo descanse correctamente, nuestro sistema inmunológico se debilita y, como consecuencia, tenemos más tendencia a sufrir de gripes, resfriados e infecciones respiratorias.

Emociones descontroladas

Cuando no dormimos bien las regiones emocionales del cerebro están más activas, hasta en un 60%,lo que provoca que tengamos reacciones más descontroladas e inadecuadas. Así lo pudo comprobar un estudio realizado por la Universidad de California y la Escuela Médica de Harvard en 2007.

Menos atractivo físico

No hay duda de que un sueño reparador es clave para lucir mejor físicamente y mantenernos en forma. Según demuestran varias investigaciones, cuando no dormimos bien tenemos un aspecto más decaído, que se ve reflejado especialmente en nuestro rostro. Con el tiempo esto puede empeorar y ser causa del envejecimiento prematuro.

Debilitamiento del tejido cerebral

Pasar tan solo una sola noche sin dormir puede ocasiones el debilitamiento y pérdida del tejido cerebral.  Ésta se calcula por los niveles de la sangre de dos moléculas cerebrales, que suelen aumentan por un daño cerebral.

Problemas de concentración y mala memoria

El hecho de no descansar lo suficiente  y tener un sueño poco reparador influye en nuestra capacidad de concentración y nos hace más olvidadizos. A su vez, este problema puede afectar nuestra capacidad de aprendizaje y la retención de conceptos.

Incrementa el riesgo de un derrame cerebral

A largo plazo, no dormir bien y tener malos hábitos de sueño puede aumentar el riesgo de tener un derrame cerebral, especialmente en los adultos y ancianos.

Riesgo de obesidad

Además, nuestra ansiedad por la comida aumenta en esas horas en las que no podemos conciliar el sueño. Numerosos estudios afirman que el no dormir bien afecta al metabolismo y hormonas como la grelina y la leptina, que regulan el apetito, cambian sus niveles considerablemente.

Mayor riesgo de sufrir cáncer

Aunque parezca no tener nada que ver, las investigaciones han podido determinar que las personas que no duermen bien tienen mayor riesgo de tener pólipos colorrectales, los cuales pueden ser malignos con el paso del tiempo. Además, otros estudios lo han relacionado con el desarrollo de cáncer de seno.

Enfermedades cardíacas

Un estudio publicado por Harvard Health Publications asegura que la falta de buen sueño está relacionada con el aumento de la hipertensión, la obstrucción en las arterias y los problemas cardíacos.

Menos esperanza de vida

Dormir bien es sinónimo de calidad de vida y más años. Así lo reveló una investigación  de la revista Sleep, que durante mucho tiempo se dedicó a estudiar los hábitos a la hora de dormir de 1 741 hombres y mujeres. Se  determinó que los que dormían menos tenían un mayor riesgo de morir a una edad temprana en comparación con quienes dormían bien.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.